CARGANDO...

AP Zaragoza, Sec. 5.ª, 179/2005, de 30 de marzo

SP/SENT/68698

Recurso 654/2004. Ponente: ANTONIO LUIS PASTOR OLIVER.

La imposibilidad de emplazar a la esposa en el domicilio en el que se creía residía el matrimonio, verificación de falta de luz y personas en el mismo durante años constatan su nulidad 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Se aceptan los de la sentencia apelada de fecha 6 de octubre de 2004, cuyo FALLO es del tenor literal: "FALLO.- Que desestimando la demanda formulada por la representación de Santiago contra Rita, sobre nulidad de matrimonio contraído por ambos en Tudela (Navarra) el 22 de noviembre de 2003, debo declarar y declaro no haber lugar a ella, denegando expresamente por esta Sentencia la nulidad de dicho matrimonio, y sin perjuicio de que la parte inste las acciones de separación o Divorcio que considere pertinentes".
SEGUNDO.- Notificada dicha sentencia a las partes por la representación procesal del actor se interpuso contra la misma recurso de apelación; y dándose traslado a la parte contraria el Ministerio Fiscal se opuso al recurso, no oponiéndose al recurso la demandada, en situación de rebeldía; remitiéndose las actuaciones a esta Sección Quinta de la Audiencia, previo emplazamiento de las partes.
TERCERO.- Recibidos los Autos y cinta de video; y una vez personadas las partes, se formó el correspondiente Rollo de Apelación con el número ya indicado, se dictó auto denegando el recibimiento a prueba, señalándose día para deliberación, votación y fallo el 7 de marzo de 2005.
CUARTO.- En la tramitación de estos autos se han observado las prescripciones legales.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
No se aceptan los de la sentencia recurrida, y
PRIMERO.- Se trata en el presente procedimiento de discernir si estamos o no ante un matrimonio de los denominados de "complacencia" o "conveniencia" ("mariage blanc", en terminología francesa), celebrado entre un nacional y un extranjero, no con la finalidad de convivir y mantener una relación propia de dicha institución, sino con la de conseguir para el contrayente de otro país el visado de residencia o la legalización de su situación e incluso su nacionalización (Artículo 22 del Código Civil). En los países con un fuerte flujo migratorio son relativamente frecuentes este tipo de enlaces, contrarios al ordenamiento jurídico, pues utilizan la figura del matrimonio como instrumento formal y aparente para obtener fines diferentes de lo que constituye la esencia de aquél, recogida con claridad en el artículo 68 del Código Civil: "Los cónyuges están obligados a vivir juntos, guardarse fidelidad y socorrerse mutuamente".
En definitiva, el ordenamiento ha de reaccionar ante lo que puede constituir un fraude de ley. Y ello no tanto por la defensa de una política de inmigración más o menos flexible, que al fin y al cabo también forma parte del Ordenamiento jurídico interno, sino por la necesidad de eliminar de la apariencia jurídica ficciones que deterioran el contenido de figuras básicas para la convivencia social. De hecho, en el seno de la Comunidad Europea, la Resolución del Consejo de la Unión Europe
a de 4 de diciembre de 1997 alentaba a adoptar medidas en materia de lucha contra los matrimonios fraudulentos.SEGUNDO.- En la jurisprudencia no existe absoluta unanimidad sobre si los supuestos de matrimonio de complacencia encuentran su apoyo anulatorio en el artículo 73-1º del Código Civil. Algunas resoluciones piensan que dicho precepto no está pensando en este supuesto, sino en las alteraciones mentales de los

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados