CARGANDO...

DGRN/DGSJFP, de 29 de noviembre de 2005

SP/SENT/93564

Cambio del nombre propio "Cengiz" por "Zaná", que acentuara la "a" final para no inducir a error en cuanto al sexo y designar a varón 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
1. Por escrito presentado en el Registro Civil de B. el 22 de junio de 2004, don C., nacido en P. el 1 de enero de 1965, de nacionalidad española, solicitaba que se le autorizase cambiar su nombre propio por Zana, por ser el utilizado habitualmente. Adjuntaba los siguientes documentos: certificado de nacimiento, volante de empadronamiento, libro de familia, y documentación justificativa del uso del nombre pretendido.
2. Ratificado el interesado, comparecieron dos testigos que manifestaron que conocían al solicitante con el nombre solicitado.
3. El Ministerio Fiscal informó negativamente lo pretendido, ya que el nombre «Zana» era un nombre cuya sustantividad no constaba, y además no podía aceptarse para un hombre, por inducir a confusión en cuanto al sexo del inscrito, según establecía el artículo 54 de la Ley del Registro Civil. El Juez Encargado dictó auto con fecha 27 de julio de 2004, autorizando al promotor el cambio de su nombre Cengiz por el de Zana, en base a que existía justa causa, no existía razón alguna para presumir un posible perjuicio de tercero, y se cumplía el requisito de uso habitual. Con respecto a si el nombre pretendido inducía a error en cuanto al sexo por su terminación, lo cierto era que no llegaba a inducir confusión por cuanto, cada vez había mayor profusión de nombres extranjeros de varón con la terminación en la vocal indicada, y en el ámbito socio-lingüístico de Cataluña existen bastantes nombres de varón terminados
también en «a».4. Notificado el interesado y el Ministerio Fiscal, éste interpuso recurso ante la Dirección General de los Registros y del Notariado, solicitando que se deje sin efecto el cambio de nombre acordado, y alternativamente, en el caso en que se confirmase el cambio de nombre, se acentúe la última «a» dejándolo Zaná, alegando que aunque existan nombres catalanes acabados en «a», los mismos no generan con

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados