CARGANDO...

TS, Sala Primera, de lo Civil, de 19 de septiembre de 1988

SP/SENT/97968

Ponente: FRANCISCO MORALES MORALES.

Para conseguir la nacionalidad española no servirá cualquier tipo de estancia, sino una residencia legal, continuada e inmediatamente anterior a la solicitud 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
La suspensión de la vigencia del permiso de residencia durante escasos días no puede perjudicar el periodo de 10 años solicitado para adquirir la nacionalidad 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
Al faltar la permanencia en territorio español por diversas salidas del país y prolongadas estancias fuera, falta el requisito uno de los requisitos para la nacionalidad 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
Primero: El Procurador don Miguel Borras Ripoll, en representación de don Juan Riechers, ante el Juzgado de 1.a Instancia n.° 4 de Palma de Mallorca, demanda de juicio declarativo ordinario de menor cuantía, contra el Estado Español, sobre Estado Civil de las personas, estableciendo los hechos y fundamentos de derecho que tuvo por conveniente para terminar suplicando sentencia estimando la demanda, declarando que el actor tiene derecho a la adquisición de la nacionalidad española, por residencia legal de más de 10 años inmediatamente anterior a la solicitud, y que, en consecuencia, debe serle otorgada, causando la debida inscripción en el Registro Civil correspondiente, previo cumplimiento de los requisitos establecidos en el párrafo último del art. 20 del Código Civil, si no se estimaren ya cumplidos y ratificados con la demanda; condenando al Estado Español a estar y pasar por lo anterior, y a efectuar cuanto fuere necesario para la plena efectividad de tal derecho. E imponiéndole las costas del juicio. Admitida la demanda y emplazado el demandado Estado Español, compareció en la representación que ostenta, el letrado del Estado, que contestó a la demanda, oponiendo a la misma en síntesis los hechos y fundamentos de derecho que tuvo por conveniente para terminar suplicando sentencia en méritos de la cual absuelva de la misma al Estado con imposición al actor de las costas del juicio. Abierto el juicio a prueba se llevaron a la práctica las admitidas a la actora y a la demandada, con el resultado que obr
a en autos. Finido el período probatorio, se convocó a las partes a la celebración de la comparecencia, asistiendo los Abogados y Procuradores de los litigantes, quedando los autos sobre la mesa del señor Juez para resolver. El señor Juez de 1.a Instancia de Palma de Mallorca, n.° 4 dictó sentencia de fecha 7 de mayo de 1986 , cuyo fallo es como sigue: Que estimando la demanda formulada por el Procurador de los Tribunales don Miguel Borras Ripoll

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados