CARGANDO...

AP Lugo, Sec. 1.ª, 873/2008, de 6 de noviembre

SP/SENT/445551

Recurso 111/2008. Ponente: MARIA JOSEFA RUIZ TOVAR.

La existencia de una doble inmatriculación obliga para resolverlo, renunciar a los principios hipotecarios, los cuales habrían fallado, y acudir a las normas del Código Civil 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Con fecha 31 de octubre de 2.007, el Juzgado de Primera Instancia de Sarria, dictó sentencia en los referidos autos, cuya parte dispositiva dice: "FALLO: Que desestimando íntegramente la demanda promovida por la Procuradora Sra. López Díaz, en representación de D. Roberto , frente a D. Carlos Ramón , Dª Inés , D. Alberto , Dª Gabriela , D. Gabriel , Dª Ana María , D. Valentín y D. Juan Manuel , debo absolver y absuelvo a los citados demandados de los pedimentos formulados en el suplico de dicha demanda, con imposición de las costas de este procedimiento a la parte demandante.".
SEGUNDO.- Contra la anterior resolución se interpuso recurso de apelación por D. Roberto , teniéndose por preparado el mismo y cumplidos los trámites del art. 458 y siguientes de la L.E.C. 1/2000 se elevaron los autos a la Audiencia Provincial para la resolución procedente.
TERCERO.- En la tramitación del presente recurso se han observado los trámites legales, excepto el plazo de dictar sentencia, habiéndose celebrado en ésta segunda instancia la vista solicitada.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
No se acepta los Fundamentos de Derecho de la sentencia apelada.
PRIMERO.- En cuanto a la falta de legitimación pasiva de los demandados D. Carlos Ramón y Doña. Inés apreciado en la sentencia apelada, se invoca infracción del art. 12.2 de la L.E.C . por el recurrente. El motivo al entender de la sala debe de ser claramente admitido, a la vista del suplico de la demanda donde se ejercitaron acumuladamente una acción reivindicatoria sobre dos fincas denominadas " DIRECCION000 " y " DIRECCION001 ", pero a su vez una acción de nulidad de negocios jurídicos y asientos registrales de los que aquellas formaron parte. No existe falta de "legimitatio ad processum", sino que la relación jurídica procesal está perfectamente constituida, ello con independencia de la "legitimatio ad causem", es decir si existe el derecho a una sentencia en el sentido de lo peticionado.
Resulta por ello indiferente que aquellos ocupen o no las fincas referidas, pues fueron demandados por haber otorgado negocios jurídicos cuya nulidad se insta. De no haberse hecho así, sin duda tendría que haberse apreciado litisconsorcio-pasivo, exigencia de demandar que viene establecida por jurisprudencia unitaria de nuestro Tribunal Supremo, hoy consagrada positivamente en el art. 12.2 de la L.E.C . vigente. El motivo se estima si más argumentaciones.
SEGUNDO.- El segundo motivo articulado lo fue propiamente vía error en la ap
reciación de la prueba, al no dar por probada la sentencia apelada la identificación de las fincas. Pues bien, un reexamen de la documental conduce inexorablemente a entender que no resiste la menor comparación la titulación de la actora que se remonta nada menos que al 12 de septiembre de 1.974, Auto del Juzgado en el procedimiento de testamentaría 221/l.983, donación de 29-3-1994 y compra del actual demandante de 15 de octubre de 2.003; frente

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados