CARGANDO...

AP A Coruña, Santiago de Compostela, Sec. 6.ª, 2/2009, de 9 de enero

SP/SENT/457602

Recurso 424/2008. Ponente: JOSE RAMON SANCHEZ HERRERO.

Las evidencias del camino que termina en un portolón de entrada a la finca actora son contradictorias con un uso tolerado e incompatibles con las actas notariales, en las que se requiere al demandado a abstenerse de realizar actos obstativos  
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Seguido el juicio por sus trámites legales ante el JDO. 1A. INST. E INSTRUCCION N. 1 de RIBEIRA, por el mismo se dictó sentencia con fecha 5 de mayo de 2008 , cuyo Fallo es del tenor literal siguiente: "Que estimando parcialmente la demanda interpuesta por la representación de la demandante Flor debo condenar y condeno al demandado Luis Enrique a que reponga a la demandante en la posesión del camino de servicio descrito en la demanda y a que reponga, a su costa, las cosas al estado anterior que tenían, demoliendo el muro construido y retirando la viga que atraviesa el camino, dejando permanentemente libre el paso, y a que en lo sucesivo se abstenga de realizar actos que perturben la posesión de la demandante sobre el camino. Cada parte abonará las costas causadas a su instancia y las comunes por mitad".
SEGUNDO.- Notificada dicha resolución a las partes, por la representación de D. Luis Enrique se interpuso recurso de apelación y cumplidos los trámites correspondientes, se remitieron los autos originales del juicio a este Tribunal, señalándose para llevar a efecto la deliberación, votación y fallo del mismo el pasado día 18 de diciembre de 2008, en que ha tenido lugar lo acordado.
TERCERO.- En la tramitación de este procedimiento se han observado las prescripciones legales.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
Se aceptan los de la sentencia apelada, y
PRIMERO.- Para centrar la cuestión, y rechazar el primero de los motivos de impugnación de la sentencia dictada en el Juzgado de Ribeira, hay que señalar que lo pretendido en la demanda y concedido en dicha resolución, es la tutela de la posesión. No se ha constituido ni reconocido ningún derecho de paso sino sólo su posesión, esto es, se ha protegido el hecho del paso y la posibilidad de continuar haciéndolo, pero sin eficacia constitutiva. Por ello la alegación de la recurrente de que su finca se encuentra libre de servidumbre de paso es irrelevante a estos fines, ya que de nada sirve a los efectos analizados.
Dice a continuación el recurrente que no se ha acreditado tampoco que la actora haya poseído el camino de carro de forma pacífica e ininterrumpida, sino que el paso que ha ejercido en cualquier caso ha sido meramente tolerado por él y sus causantes: la propia actora admitió que había contratado unos jornaleros que cortasen la maleza, de forma que si había ésta es porque estaba abandonada; también que había practicado dos actas de presencia y requerimiento notarial en 1981 ante actos realizados por la madre del demandado y que más adelante éste había colocado unos bloques que impedían el paso, que a su vez tiró dicha actora recurrida para limpiar la finca; e igualmente que de la testifical practicada a instancias de la actora no se deduce tampoco ese paso esporádico, que a su vez fue negado por l
os testigos propuestos por dicho recurrente.SEGUNDO.- En la sentencia se entendió probado, a la vista de la prueba practicada, que el camino que discurre por la finca del demandado llega a un portalón por el que se accede a la finca de la actora, y que se usaba de forma esporádica y coincidente con las épocas de realización de diversas tareas agrícolas, hasta que fue interrumpido por las obra

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados