CARGANDO...

AP Pontevedra, Sec. 1.ª, 147/2009, de 26 de marzo

SP/SENT/458167

Recurso 111/2009. Ponente: CELSO JOAQUIN MONTENEGRO VIEITEZ.

El plazo para el ejercicio de la acción de recuperación de la posesión es de caducidad de un año, al haber pasado el plazo desde el despojo y la conciliación, el propietario debe acudir a los procesos ordinarios 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Por el Juzgado de Primera Instancia núm. 2 de Cangas, con fecha 30 junio 2008, se dictó sentencia cuyo fallo textualmente dice:
"DESESTIMO TOTALMENTE a demanda presentada pola Procuradora Sra. Enríquez Lolo no nome e na representación de Ruth fronte a Candelaria e Javier , ós que ABSOLVO das pretensión exercitadas contra deles. CONDENO a Ruth ó pago das custas do procedemento."
SEGUNDO.- Notificada dicha resolución a las partes, por Dña Ruth se interpuso recurso de apelación, que fue admitido en ambos efectos, por lo que se elevaron las actuaciones a esta Sala y se señaló el día dieciocho de marzo para la deliberación de este recurso.
TERCERO.- En la tramitación de esta instancia se han cumplido todas las prescripciones y términos legales.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
Se aceptan los de la sentencia de instancia, y además:
PRIMERO.- Por el recurso al que el presente Rollo de Apelación (nº 111/2009) se contrae, se alza la parte actora frente a la sentencia de instancia, en tanto en cuanto que desestimatoria de su pretensión de tutela sumaria de la posesión al apreciar el Juzgador a quo la caducidad de la acción.
La parte contraria y demandada, como es lógico, se opone al recurso interpuesto de adverso.
SEGUNDO.- Nos encontramos, pues, ante el especial juicio verbal que se contempla en el artículo 250.1.4º de la ley procesal, el cual vino a sustituir al denominado en la Ley de Enjuiciamiento Civil de 1881 interdicto de recobrar (al margen de la procedente aclaración solicitada al inicio de la vista por el Juez, tal corolario se infiere, pese a lo confuso de los hechos del escrito rector, donde se aludía a una ocupación "en virtud de precario", especialmente del suplico o petitum de aquél, donde se solicita que se declare "que los demandados están obligados a desalojar y dejar la referida finca, libre y expedita, dando posesión real de ella a la parte actora, absteniéndose en lo futuro de todo acto de perturbación en el tranquilo disfrute de ella").
Así pues, ciertamente estamos ante un procedimiento (el de tutela sumaria de la posesión) cuya finalidad última o remota no es sino la de contribuir a la paz jurídica proscribiendo toda cla
se de vías de hecho, y cuyo objeto o fin próximo es dar efectividad a las consecuencias que emanan de los principios enunciados en los artículos 441 y 446 del Código Civil , protegiendo, en consecuencia, la posesión que pueda ostentarse o disfrutarse sobre una cosa o sobre el ejercicio de un derecho normalmente de naturaleza real, pero considerada tal posesión como situación de hecho y por ello con independencia del título que pueda legitimar en

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados