CARGANDO...

AP Cádiz, Sec. 2.ª, 135/2009, de 28 de mayo

SP/SENT/470257

Recurso 56/2009. Ponente: ANTONIO MARIN FERNANDEZ.

Dadas las circunstanciasl del presente caso el arrendatario debe ser protegio de su situación posesoris 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
UNICO.- Formulado recurso de apelación ante el Juzgado de 1ª Instancia nº 2 de Barbate por la parte antes citada contra la sentencia dictada el día 12/septiembre/2008 por el meritado Juzgado en el Juicio interdictal nº 167/2008, se recibieron las actuaciones en la Audiencia Provincial, formándose el oportuno Rollo para conocer del recurso, designándose Ponente. Tras ello, se reunió la Sala para deliberar y quedó votada la sentencia acordándose el Fallo que se expresará.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Caracterización de las acciones posesorias. El recurso debe ser estimado. A nuestro juicio la demanda debió ser estimada en julio de 2008, para así dar respuesta al problema que se presentaba entonces respecto de la explotación del inmueble litigioso durante el verano del pasado año. No lo entendió así la Juez a quo, la cual, una vez transcurrido el citado período crítico, terminó en septiembre de 2008 por desestimarla.
Aunque sea un lugar común en resoluciones que versan sobre las acciones previstas en el art. 250.1.4º de la Ley de Enjuiciamiento Civil , esto es, los tradicionalmente denominados interdictos posesorios, convendrá explicar lo que sigue, aunque sea obvio volver a afirmarlo. Estamos ante un juicio posesorio, esto es, un procedimiento cuyo objeto litigioso único y exclusivo es el determinar si el Sr. Laureano tiene derecho a seguir en la posesión del inmueble litigioso como mero hecho de detentación, sin perjuicio del derecho que, en definitiva, pueda asistir al arrendador Sr. Simón para hacer valer sus facultades dominicales frente al mero poseedor. Pues bien desde esta perspectiva, ninguna duda tenemos acerca de que el Sr. Laureano por muy precaria que sea su posición posesoria cara al futuro, le asiste el derecho a no ver inquietada la misma en la forma en que efectivamente lo ha sido por el Sr. Simón al cambiar las llaves del local en abril de 2008.
Insistamos en ello. El interdicto de recobrar constituye un procedimi
ento especialísimo, de carácter sumario, es decir, de cognición limitada y que no puede ir más allá de lo que es su prístino y único objeto que no es otro que proteger al poseedor actual incluso al puro detentador a fin de que quien osa perturbar o le ha despojado de la posesión fuera de las vías pacíficas que el derecho arbitra, se la restituya y acuda para el reconocimiento y restablecimiento en su caso de los derechos que se entiendan conculca

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados