CARGANDO...

AP Las Palmas, Sec. 5.ª, 329/2009, de 26 de junio

SP/SENT/470304

Recurso 313/2008. Ponente: LUCAS ANDRES PEREZ MARTIN.

La acción posesoria ejercitada no puede prosperar al no acreditarse la extensión de lo perturbado 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Por el Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Guía, se dictó en los autos de juicio Verbal nº 310/2005 , del que dimana el presente Rollo, Sentencia cuya parte dispositiva literalmente establece;
«SE DESESTIMA la demanda interpuesta por representación procesal de D. Oscar frente a María Luisa y Doña Vicenta , representadas por el Procurador Carmelo Ortiz Pérez, absolviendo a las demandadas de las pretensiones de la demanda, sin expresa imposición de costas».
SEGUNDO.- La referida sentencia, de fecha 29 de noviembre de 2007 , se recurrió en tiempo y forma en apelación por la parte demandante, interponiéndose tras su anuncio el citado recurso con base a los hechos y fundamentos que son de ver en el mismo. Tramitado el recurso en la forma dispuesta en el art. 461 de la Ley de Enjuiciamiento Civil la parte contraria, demandada, presentó escrito de oposición al recurso planteado por su adverso, alegando cuanto tuvo por conveniente. Seguidamente se elevaron las actuaciones a esta Sala, donde se formó rollo de apelación. Sin necesidad de celebración de vista en esta alzada, se señaló día para discusión, votación y fallo, quedando los autos pendientes para sentencia.
TERCERO.- En la tramitación del recurso se han observado las prescripciones legales.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- En la demanda se solicita la tutela sumaria de la posesión respecto al patio interior situado entre la vivienda del demandante sita en la calle DIRECCION000 nº NUM000 , y la de las codemandadas sita en el número NUM001 de la misma calle. El demandante afirma que el 29 de enero de 2005 encontró a un tercero abriendo un hueco que conectaba la vivienda de las demandadas con el patio de su propiedad, lo que confirma el despojo, amén de que siempre fue él quien disfrutó del patio tras su compraventa el 1 de abril de 2004.
Establece la resolución a quo que no se puede ni afirmar ni descartar que el patio esté dentro de la vivienda del demandante. Y a tenor de todas las pruebas, el juzgador de instancia concluye que no ha quedado clara e indiscutida la propiedad del citado patio y tampoco que existiese con anterioridad al despojo una pacífica y efectiva y exclusiva posesión y disponibilidad concreta y definida sobre el patio. Considera probado que, en contra de lo que dicen las demandadas, nunca hubo una puerta en dicha pared, pero no considera probado que hubiera actos posesorios indubitados sobre el patio por ninguna de las partes.
Afirma que aún no acreditándose la propiedad de las demandadas, no ha quedado acreditado el despojo a su posesión, ya que es imprescindible que se produzca un total impedimento de la posesión sustraída, y en todo caso en este supuesto lo que se perturba es la exclusividad, no la totalidad de la posesión. Afirma
que el demandante tenía un hueco desde su vivienda para acceder al patio, y afirmó en el acto del juicio que desde que compró la vivienda, en abril de 2004, no sabía si las demandadas usaban el patio con anterioridad, hasta que en enero de 2005 abrieron su puerta. Además se afirma que no se ha acreditado un posible derecho del demandante a la posesión de la finca mediante actos útiles concretos, y que el estado del patio de poco cuidado o abandon

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados