CARGANDO...

AP Cádiz, Sec. 2.ª, 153/2009, de 16 de junio

SP/SENT/472432

Recurso 103/2009. Ponente: ANTONIO MARIN FERNANDEZ.

El camino debatido no merece la tutela posesoria demandada al no acreditarse el paso previo por la finca hipotéticamente sirviente 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
UNICO.- Formulado recurso de apelación ante el Juzgado de 1ª Instancia nº 1 de Sanlúcar de Barrameda por la parte antes citada contra la sentencia dictada el día 14/octubre/2008 por el meritado Juzgado en el Juicio interdictal nº 493/2008, se recibieron las actuaciones en la Audiencia Provincial, formándose el oportuno Rollo para conocer del recurso, designándose Ponente. Tras ello, se reunió la Sala para deliberar y quedó votada la sentencia acordándose el Fallo que se expresará.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- El recurso debe ser desestimado. Sin perjuicio de asumir al menos parcialmente la crítica que efectúa la parte recurrente a las razones dadas por la Juez a quo para desestimar la demanda, lo cierto es que en lo sustancial poco deberíamos añadir a lo ya expuesto por el Sr. Juez de 1ª Instancia a la vista de la claridad y contundencia de sus argumentos.
Con todo, la representación letrada de la Sra. Elsa inicialmente plantea algunos problemas procesales observados en la tramitación de la causa, pero, curiosamente, de ellos no extrae consecuencia alguna ni deduce en el Suplico de su escrito pretensión específica que de todo ello debiera derivarse. Sea como fuere, la dilación en el señalamiento puede dar lugar -como así efectivamente ocurrió- a la justa queja de la parte ante la necesidad de obtener respuesta inmediata del Juzgado en procedimientos de alguna manera cautelares como el de autos, pero la omisión del estricto cumplimiento de los plazos de señalamiento -en el caso, los previstos en el art. 440.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil - solo genera, a la vista de lo dispuesto en el art. 132.3 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, las responsabilidades allí previstas. En segundo lugar, se queja de la admisión de prueba pericial en el acto del Juicio Verbal celebrado, cuando ello no constituye infracción procesal alguna a la vista de lo dispuesto en el art. 265.4 de la Ley de Enjuiciamiento Civil .
Se hace así mismo referencia a la indeb
ida denegación de prueba en la 1ª Instancia, a su vez, reiterada en esta alzada mediante auto de 20/marzo/2009, criterio reiterado al resolverse el recurso de reposición contra él interpuesto en auto de 27/abril/2009. Ya allí dijimos, y ahora reiteramos, que el problema fáctico que subyace en la causa no es si el Sr. Erasmo ha cortado o no el camino por el que la actora y su familia vendrían circulando con anterioridad, sino el propio hecho del p

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Productos Recomendados