CARGANDO...

AP Las Palmas, Sec. 5.ª, 307/2009, de 22 de junio

SP/SENT/472433

Recurso 637/2008. Ponente: JOSE ANTONIO MORALES MATEO.

Además de que el interdicto de obra nueva es inadecuado para decidir sobre la propiedad de las partes, la interdictante no ha acreditado los hechos constitutivos de su pretesion 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- El fallo de la Sentencia apelada dice: "Que desestimando la demanda interpuesta por D. Juan Carlos , debo absolver y absuelvo a CONSTRUCCIONES DEL RIO, S.L., de todas las pretensiones contra ella deducidas, mandando alzar de modo inmediato la paralización de la obra acordada por auto de 29 de octubre de 2.007 , y condenando a la actora al pago de las costas causadas".
SEGUNDO.- La relacionada sentencia, se recurrió en apelación por la indicada parte de conformidad a lo dispuesto en el artículo 457 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Civil , y no habiéndose solicitado prueba, se señaló para estudio, votación y fallo el día 8 de junio de 2009 .
TERCERO.- Se ha tramitado el presente recurso conforme a derecho, y observando las prescripciones legales. Es ponente de la sentencia el Iltmo. Sr. D. José Antonio Morales Mateo , quien expresa el parecer de la Sala.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Frente a la resolución de instancia que desestimó la demanda de suspensión de obra nueva, se alza el demandante esgrimiendo error en la valoración de la prueba, esgrimiendo que sí se ha demostrado por su representado, el derecho perturbado.
Denunció el demandante-apelante, logrando la paralización de la obra, que el demandado había comenzado los preparativos de una edificación en solar anexo a su propiedad ocupando parte de su terreno.
Expuesto así los términos del debate, cuestión relevante para la prosperabilidad de esta clase de medidas cautelares, la suspensión de una obra nueva, resulta ser la prueba por parte del accionante de la previa posesión del terreno donde se realiza o prepara la obra, pues la posesión es el derecho que protege la acción interdictal.
En el caso de autos, como señala la juzgadora de instancia, es el demandado el que acredita la posesión de la franja existente entre ambas propiedades pues aportó el testimonio de su directo vendedor, el Sr. Antonio , que como declaró, compró la finca y la tenía desde 1.989, sin que nadie le hubiera perturbado, sino que este ha explicado que estuvo en la finca y que si bien no la edificó, si la marcó en su momento con unos hierros adheridos a la edificación entonces ya existente a su derecha y además que cuando la vendió al demandado en noviembre de 2.006, la valló y delimitó junto con el comprador.
Las dos partes
exhiben iguales escrituras públicas que les atribuyen el derecho de propiedad y por tanto el de poseer las referidas parcelas discutiéndose, en realidad si tomadas las medidas de una forma u otra es el actor quien invade al demandado o viceversa. A juicio del demandado la referencia correcta es la edificación de su derecha, al estar consolidada, cabiéndole perfectamente sus 120 metros. La actora no lo comparte y señala que medidos los suyos, desd

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave 

¿Quieres ver este documento y muchos más totalmente gratis?

Disfrútala durante 3 días

Durante 3 días

No incluye Formularios

Rellena el siguiente formulario para darte de alta en el TOP Jurídico Derechos Reales y te enviaremos tu clave demo para que empieces a utilizarla inmediatamente:

Al pulsar el siguiente botón aceptas el tratamiento de tus datos personales

Información básica sobre Privacidad y Protección de Datos

Responsable: Editorial Jurídica sepín, S. L.

Finalidades principales: Para la contratación de servicios y productos de sepín.

Envío de información sobre productos y servicios a través de cualquiera de los medios de contacto facilitados

Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o previo consentimiento.

Derechos: Si deseas conocer la información sobre tus datos, corregir errores, suprimir datos, limitar su tratamiento o pedir que se trasladen a otra entidad, puedes ejercer los derechos que te reconoce el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) dirigiéndote a Editorial Jurídica sepín, a la dirección postal c/ Mahón, 8 – 28290 Las Rozas (Madrid) o a la dirección de correo electrónico delegadodeprotecciondedatos@sepin.es para acceder, rectificar, suprimir, oponerte, limitar, portar tus datos personales y a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de tus datos, acompañando un documento identificativo junto con la solicitud. Igualmente, podrás ejercitar tus derechos a través de los formularios on·line que ponemos a tu disposición en nuestra web. Tienes derecho a presentar reclamación ante la autoridad de control.

Información Adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: www.sepin.es/informacion-legal/politica-privacidad.asp

Productos Recomendados