CARGANDO...

AP Pontevedra, Sec. 1.ª, 375/2009, de 23 de julio

SP/SENT/472482

Recurso 124/2009. Ponente: CELSO JOAQUIN MONTENEGRO VIEITEZ.

Al colocar una puerta en la salida del camino público, sin que el actor tuviese llaves y transcurrido más de un año, hay caducidad de la acción 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Por el Juzgado de Primera Instancia núm. 2 de Marín, con fecha 4 marzo 2008, se dictó sentencia cuyo fallo textualmente dice:
"Desestimo el escrito inicial de demanda presentado por el Procurador de los Tribunales Sra. Hermida en nombre y representación de Don Cesareo y absuelvo a Don Miguel Ángel y Doña Serafina de cuantas peticiones se hubiesen formulado en su contra, con imposición de costas a la parte demandante."
SEGUNDO.- Notificada dicha resolución a las partes, por los herederos de D. Cesareo se interpuso recurso de apelación, que fue admitido en ambos efectos, por lo que se elevaron las actuaciones a esta Sala y se señaló el día seis de mayo para la deliberación de este recurso.
TERCERO.- En la tramitación de esta instancia se han cumplido todas las prescripciones y términos legales.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- Por el recurso al que el presente Rollo de Apelación (nº 124/2009) se contrae, se alza la parte actora frente a la sentencia de instancia, en tanto en cuanto que desestimatoria de su pretensión de tutela sumaria de la posesión al apreciar el Juzgador a quo la caducidad de la acción respecto del cierre del acceso al camino público, al tener lugar la instalación de la puerta en el año 2003, y, respecto del muro erigido posteriormente, concretamente en el mes de Mayo de 2007, al no haberse acreditado el uso del terreno litigioso antes del hecho de la construcción del muro.
La parte contraria y demandada, como es lógico, se opone al recurso interpuesto de adverso.
SEGUNDO.- Nos encontramos, pues, ante el especial juicio verbal que se contempla en el artículo 250.1.4º de la ley procesal, el cual vino a sustituir al denominado en la Ley de Enjuiciamiento Civil de 1881 interdicto de recobrar, lo que se infiere especialmente del suplico o petitum del escrito de demanda, donde se solicita que se condene a los demandados a "restablecer el camino al estado en el que estaba antes del comienzo de los actos perturbadores".
Así pues, ciertamente estamos ante un procedimiento (el de tutela sumaria de la posesión) cuya finalidad última o remota no es sino la de contribuir a la paz jurídica proscribiendo toda clase de vías de hecho, y cuyo objeto o fin próximo es dar efectividad a las consecuencias que emanan de l
os principios enunciados en los artículos 441 y 446 del Código Civil , protegiendo, en consecuencia, la posesión que pueda ostentarse o disfrutarse sobre una cosa o sobre el ejercicio de un derecho normalmente de naturaleza real, pero considerada tal posesión como situación de hecho y por ello con independencia del título que pueda legitimar en su caso tal posesión, y frente a los actos que, realizados por tercero o terceros, impliquen bien una p

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave 

¿Quieres ver este documento y muchos más totalmente gratis?

Disfrútala durante 3 días

Durante 3 días

No incluye Formularios

Rellena el siguiente formulario para darte de alta en el TOP Jurídico Derechos Reales y te enviaremos tu clave demo para que empieces a utilizarla inmediatamente:

Al pulsar el siguiente botón aceptas el tratamiento de tus datos personales

Información básica sobre Privacidad y Protección de Datos

Responsable: Editorial Jurídica sepín, S. L.

Finalidades principales: Para la contratación de servicios y productos de sepín.

Envío de información sobre productos y servicios a través de cualquiera de los medios de contacto facilitados

Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o previo consentimiento.

Derechos: Si deseas conocer la información sobre tus datos, corregir errores, suprimir datos, limitar su tratamiento o pedir que se trasladen a otra entidad, puedes ejercer los derechos que te reconoce el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) dirigiéndote a Editorial Jurídica sepín, a la dirección postal c/ Mahón, 8 – 28290 Las Rozas (Madrid) o a la dirección de correo electrónico delegadodeprotecciondedatos@sepin.es para acceder, rectificar, suprimir, oponerte, limitar, portar tus datos personales y a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de tus datos, acompañando un documento identificativo junto con la solicitud. Igualmente, podrás ejercitar tus derechos a través de los formularios on·line que ponemos a tu disposición en nuestra web. Tienes derecho a presentar reclamación ante la autoridad de control.

Información Adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: www.sepin.es/informacion-legal/politica-privacidad.asp

Productos Recomendados