CARGANDO...

AP Burgos, Sec. 2.ª, 505/2007, de 21 de diciembre

SP/SENT/183524

Recurso 117/2007. Ponente: JUAN MIGUEL CARRERAS MARAÑA.

Invasión constructiva de mala fe no acreditada 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO: Se aceptan, sustancialmente, los antecedentes de hecho de la sentencia apelada, cuyo Fallo es del tenor literal siguiente: "Que desestimar y desestimo la demanda interpuesta por D. Lázaro , representado por el Procurador D. Antonio Infante Otamendi contra Dª Irene , Dª Marisol y D. Evaristo representados por la Procuradora Dª María Eugenia Antuñano Iglesias con imposición de costas a la parte demandada". Con fecha 4 de Diciembre de 2006, se dictó Auto Aclaratorio, cuya Parte Dispositiva es del tenor literal siguiente: "Se rectifica la sentencia, de 1 de diciembre de dos mil seis , en el sentido en que el fundamento de derecho segundo donde dice parte demandada debe decir "parte actora" y en el fallo donde dice imposición de costas a la parte demandada debe decir "imposición de costas a la parte actora"
SEGUNDO: Notificada dicha resolución a las partes, por la representación de D. Lázaro , se interpuso contra la misma recurso de apelación. Referido recurso se ha tramitado conforme a derecho a excepción del plazo para sentencia, en atención a la complejidad técnica y probatoria del proceso.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- La cuestión esencial planteada por la parte actora y recurrente se centra en determinar si la construcción realizada por la parte demandada invade en 3.20 m2 la propiedad de los actores y limita su derecho de pleno dominio a los efectos del art 348 CCV . Para resolver la cuestión planteada, y dadas las posturas divergentes de los peritajes unidos con los escritos de demanda y contestación y la poco clarificadora posición del perito judicial (véase la respuesta a la pregunta tercera, f. 217), este Tribunal, además de aplicar el criterio de la "sana crítica" en la valoración de los dictámenes periciales, debe de analizar la doctrina de la carga de la prueba partiendo de la consideración de que es la parte actora la que afirma la invasión de su propiedad en un lugar y extensión concretos y específicos.
1.- Por un lado, se impone recordar, en primer término, que a propósito de la distribución probatoria, la doctrina de la carga de la prueba «"onus probandi"» tiene como finalidad prioritaria e inmediata determinar a cuál de los litigantes ha de perjudicar la falta de prueba de un hecho relevante para la decisión del proceso. Solamente ha de acudirse a ella, pues, cuando por existir afirmaciones sobre hechos que no resulten llanamente admitidas, precisan de la actividad ordenada a formar la convicción del órgano jurisdiccional, y de cuyo resultado ésta no aparezca demostrada. Otra cosa es que para determinar cuál de los litigantes haya de soportar los efectos desfavorabl
es de la precitada falta sea preciso averiguar a cuál de ellos incumbía la carga poder de ejercicio facultativo cuya inobservancia sólo acarrea consecuencias perjudiciales, sin constituir acto ilícito jurídicamente reprochable ni coercible con sanciones de acreditar el hecho de que se trate. El fin último de la actividad probatoria es la demostración de las afirmaciones de hecho realizadas por las partes en sus actos alegatorios como fundamento d

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave 

¿Quieres ver este documento y muchos más totalmente gratis?

Disfrútala durante 3 días

Durante 3 días

No incluye Formularios

Rellena el siguiente formulario para darte de alta en el TOP Jurídico Administrador de Fincas y te enviaremos tu clave demo para que empieces a utilizarla inmediatamente:

Al pulsar el siguiente botón aceptas el tratamiento de tus datos personales

Información básica sobre Privacidad y Protección de Datos

Responsable: Editorial Jurídica sepín, S. L.

Finalidades principales: Para la contratación de servicios y productos de sepín.

Envío de información sobre productos y servicios a través de cualquiera de los medios de contacto facilitados

Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o previo consentimiento.

Derechos: Si deseas conocer la información sobre tus datos, corregir errores, suprimir datos, limitar su tratamiento o pedir que se trasladen a otra entidad, puedes ejercer los derechos que te reconoce el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) dirigiéndote a Editorial Jurídica sepín, a la dirección postal c/ Mahón, 8 – 28290 Las Rozas (Madrid) o a la dirección de correo electrónico delegadodeprotecciondedatos@sepin.es para acceder, rectificar, suprimir, oponerte, limitar, portar tus datos personales y a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de tus datos, acompañando un documento identificativo junto con la solicitud. Igualmente, podrás ejercitar tus derechos a través de los formularios on·line que ponemos a tu disposición en nuestra web. Tienes derecho a presentar reclamación ante la autoridad de control.

Información Adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: www.sepin.es/informacion-legal/politica-privacidad.asp

Formación Recomendada

Productos Recomendados