CARGANDO...

AP Burgos, Sec. 2.ª, 27/2013, de 12 de febrero

SP/SENT/711545

Recurso 4/2013. Ponente: JUAN MIGUEL CARRERAS MARAÑA.

Responsabilidad del propietario de los perros de la finca colindante por no tenerlos en condiciones que no molesten al vecino por sus ladridos 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO: Se aceptan, sustancialmente, los antecedentes de hecho de la Sentencia apelada, cuyo Fallo es del tenor literal siguiente: "Estimar la demanda formulada por la representación de DON David contra DON Victor Manuel y, en su consecuencia, condenar al demandado a retirar los perros que aloja en un patio colindante con la vivienda del actor sita en el número NUM000 de la C/ DIRECCION000 del BARRIO000 de Burgos, con prohibición de alomar dichos canes en lugar próximo a tal vivienda y en que sus ladridos puedan afectar a quienes habitan en la misma; todo ello con expresa imposición de costas al demandado".
SEGUNDO: Notificada dicha resolución a las partes, por la representación de D. Victor Manuel , se interpuso contra la misma recurso de apelación, que fue tramitado con arreglo a Derecho.
TERCERO: En la tramitación del presente recurso de apelación se han observado las prescripciones legales, habiendo sido señalado el 5 de Febrero de 2013 para su examen.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO: En el presente procedimiento la parte actora ejercita una acción de responsabilidad extracontratual derivada de un ejercicio abusivo y excesivo de las relaciones de vecindad tendentes a que se condene al demandado a: " retirar los perros que aloja en la propiedad de sus padres de la DIRECCION000 , núm. NUM001 del BARRIO000 (Burgos), con la prohibición de volver a alojar canes en dicha propiedad, así como al pago de las costas del proceso ".
Dicho lo que antecede, el primero de los motivos de impugnación se fundamenta en error en la aplicación del Protocolo de Medición acústica realizado en el acta de 13-07-2012 por la Policía Local de Burgos y, por lo tanto, que no concurre prueba suficiente que acredite la realidad de los sonidos objeto de la demanda por entender el apelante que se hizo la medición sin medir en tres puntos distintos y sin hacer medición de sonidos de fondo. Ahora bien, analizadas las pruebas obrantes en autos procede considerar que concurre prueba bastante en la causa para considerar acreditado el hecho constitutivo básico de la demanda referente al ruido molesto generado por los ladridos nocturnos, permanentes, continuados y superiores a los niveles de ruido permitidos de los perros del demandado; y ello en atención a las siguientes razones (art. 218 LECv):
1ª.- Está demostrado que el demandado es propietario de dos perros de caza que están en un patio cercado contiguo a la vivienda familiar y residencia habi
tual del demandado.2ª.- Es un hecho notorio que los perros emiten ladridos que causan molestias, sobre todo en horario nocturno y especialmente cuando la vivienda colindante constituye el lugar familiar del vecino y colindante, y es notorio que el dueño de los perros tiene el deber de buena vecindad de tener a sus perros en un lugar lo más alejado posible de donde residen personas y familias; máxime si son perros d

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Formación Recomendada

Productos Recomendados