CARGANDO...

AP Alicante, Sec. 5.ª, 354/2016, de 15 de septiembre

SP/SENT/878661

Recurso 188/2016. Ponente: MARIA TERESA SERRA ABARCA.

El elemento reivindicado por la comunidad de propietarios por considerarlo común, es privativo cuando así se determina en el título constitutivo y escritura de división horizontal, sin que pueda privarse al comunero de su uso 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Por el JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA Nº 6 DE ALICANTE, en los referidos autos, tramitados con el núm. 000175/2014, se dictó sentencia con fecha 18 de diciembre de 2015 , cuya parte dispositiva es del tenor literal siguiente:
"Que desestimando íntegramente la demanda interpuesta por la comunidad de propietarios del EDIFICIO000 " debo absolver y ABSUELVO a CODINAL, S. L. y a OCEANÍA MUCHAVISTA, S. L. de las pretensiones contra ellas entabladas, con imposición de las costas de esta instancia a la parte demandante."
SEGUNDO.- Contra dicha sentencia interpuso recurso de apelación la parte demandante, habiéndose tramitado el mismo por escrito en el Juzgado de procedencia, en la forma introducida por la Ley 1/2000, elevándose posteriormente los autos a este Tribunal, donde quedó formado el correspondiente Rollo de apelación número 000188/2016, señalándose para votación y fallo el pasado día 13 de septiembre de 2016, en que tuvo lugar.
TERCERO.- En la tramitación de esta instancia, en el presente proceso, se han observado las normas y formalidades legales.
VISTO, siendo Ponente la Iltma. Sra. Magistrada Dª. Mª Teresa Serra Abarca.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- La sentencia de instancia, como consta en los antecedentes fácticos de esta resolución, desestimó la pretensión de la comunidad actora de que se declarase que la franja de terreno de cuatro metros de ancho por treinta y nueve metros con cincuenta centímetros de largo, ubicado frente al componente privativo uno de la escritura de División Horizontal es elemento común y en consecuencia se decrete la nulidad de la Escritura de Aclaración y Rectificación de 28 de enero de 2010 y la abstención de los demandados del uso de dicho terreno, decisión a la que se opone en el recurso la actora.
SEGUNDO.- La denuncia que se hace en el primer motivo del recurso sobre falta de motivación de la sentencia carece de sentido alguno ya que la dictada en primera instancia cumple con todas las prevenciones del art. 209.3 y 4.ª de la Ley de Enjuiciamiento Civil , razonando y decidiendo sobre todas las pretensiones de las partes, no pudiéndose confundir el requisito con la no acomodación de las conclusiones judiciales a los deseos de la parte. Sobre tal cuestión es reiterado el criterio de este Tribunal en el sentido de que la resolución impugnada cumple con la doctrina que establece que no existe norma alguna en nuestras Leyes de enjuiciamiento que imponga a priori una determinada extensión o un cierto modo de razonar, de manera que la motivación ha de ser suficiente y este concepto jurídico indeterminado nos lleva de la mano a cada caso concreto, en función de la importancia intrínseca
y de las cuestiones que plantea ( sentencia TC, 53/1997, de 15.03 ); así como que la exigencia de motivación no autoriza a exigir un razonamiento judicial exhaustivo y pormenorizado de todas las cuestiones, sino que las resoluciones deben apoyarse en razones que permitan conocer cuáles han sido los criterios jurídicos esenciales fundamentadores de la decisión ( sentencia TC, 32/1996, de 27.02 ; sentencia TS, de 15.02.1996 ). Como dice la sentenci

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.

Formación Recomendada

Productos Recomendados