CARGANDO...

AP Pontevedra, Sec. 1.ª, 573/2008, de 15 de octubre

SP/SENT/441562

Recurso 2171/2002. Ponente: FRANCISCO JAVIER MENENDEZ ESTEBANEZ.

La negligencia efectuada por el establecimiento al no asegurar la identidad del titular de la tarjeta, le responsabiliza de los daños y perjuicios ocasionados 
No tiene permisos para ver el contenido de los extractos
ANTECEDENTES DE HECHO
PRIMERO.- Por el Juzgado de Primera Instancia núm. 1 de Cangas, con fecha 28 julio 2001, se dictó sentencia cuyo fallo textualmente dice:
"Que estimo íntegramente la demanda formulada por el Procurador Sra. Barrientos en nombre y representación de Hispamer Banco Financiero, SA contra Da. Consuelo y D. Carlos en ejercicio de acción de reclamación de cantidad y en su virtud condeno a los demandados solidariamente a abonar a la demandante la cantidad de 481.591 pesetas más los intereses moratorios pactados, con imposición de costas a la parte demandada."
SEGUNDO.- Notificada dicha resolución a las partes, por Dña Consuelo , D. Carlos se interpuso recurso de apelación, que fue admitido en ambos efectos, por lo que se elevaron las actuaciones a esta Sala y se señaló el día dieciséis de octubre para la deliberación de este recurso.
TERCERO.- En la tramitación de esta instancia se han cumplido todas las prescripciones y términos legales.
FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO.- La sentencia de instancia estima la demanda en la que se reclama el pago de una cantidad cargada en la cuenta designada por los demandados para hacer frente a los gastos realizados con una tarjeta de crédito.
Frente a dicha reclamación los demandados oponen que la tarjeta fue sustraída fraudulentamente por una persona que conocieron ocasionalmente, y que una vez tuvieron conocimiento de dicha sustracción, lo pusieron en conocimiento de la demandante. Partiendo de esta versión de los hechos, el recurso se fundamenta en tres puntos. En primer lugar falta de prueba sobre la realidad de las operaciones que originaron los cargos. En segundo lugar, que la tarjeta tenía un límite de 100.000 de las antiguas pesetas, así como que no sólo no existió por su parte negligencia en la custodia de la tarjeta sino que, eran los establecimientos asociados o adheridos los obligados a comprobar la identidad del tenedor de la tarjeta, ya que la misma es personal e intransferible.
Para la resolución del presente recurso hemos de partir de una serie de hechos que resultan incontrovertidos. Por un lado que la tarjeta de crédito fue sustraída a los demandados cuando el Sr. Carlos conoció ocasionalmente a un tal Gonzalo la madrugada del día 30 de junio de 1999, mientras pretendía adquirir heroína. Ese día al encontrarlo en una calle de la ciudad de Vigo y preguntarle si sabía dónde podía adquirir heroína, le invitó a subir a su vehículo, y al no encontrarla en
Vigo, se dirigieron a un barrio de Pontevedra con la misma finalidad. En ese interín, el Sr. Carlos se bajo un momento a buscar tabaco, dejando al desconocido sólo en su vehículo. Como éste le dijo que no había problema para pagar la autopista, le llamó la atención que el pago lo hiciera con una tarjeta con nombre diferente al de su poseedor, contestándole éste que las tarjetas eran fáciles de conseguir.Por otro l

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave 

¿Quieres ver este documento y muchos más totalmente gratis?

Disfrútala durante 3 días

Durante 3 días

No incluye Formularios

Rellena el siguiente formulario para darte de alta en el TOP Jurídico Reclamaciones Bancarias y te enviaremos tu clave demo para que empieces a utilizarla inmediatamente:

Al pulsar el siguiente botón aceptas el tratamiento de tus datos personales

Información básica sobre Privacidad y Protección de Datos

Responsable: Editorial Jurídica sepín, S. L.

Finalidades principales: Para la contratación de servicios y productos de sepín.

Envío de información sobre productos y servicios a través de cualquiera de los medios de contacto facilitados

Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o previo consentimiento.

Derechos: Si deseas conocer la información sobre tus datos, corregir errores, suprimir datos, limitar su tratamiento o pedir que se trasladen a otra entidad, puedes ejercer los derechos que te reconoce el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) dirigiéndote a Editorial Jurídica sepín, a la dirección postal c/ Mahón, 8 – 28290 Las Rozas (Madrid) o a la dirección de correo electrónico delegadodeprotecciondedatos@sepin.es para acceder, rectificar, suprimir, oponerte, limitar, portar tus datos personales y a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de tus datos, acompañando un documento identificativo junto con la solicitud. Igualmente, podrás ejercitar tus derechos a través de los formularios on·line que ponemos a tu disposición en nuestra web. Tienes derecho a presentar reclamación ante la autoridad de control.

Información Adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: www.sepin.es/informacion-legal/politica-privacidad.asp

Productos Recomendados