CARGANDO...

Encuesta Jurídica. Junio 2021

SP/DOCT/111565

Cuando se atribuye el uso del domicilio familiar a los menores y al progenitor en cuya compañía quedan, ¿debería constar en la sentencia que el límite temporal es hasta la mayoría de edad?

Coordinadora: Pilar Gonzálvez Vicente. Magistrada de la Secc. 22.ª, de Familia, de la Audiencia Provincial de Madrid

Nota editorial
Sí. Es conveniente y recomendable introducir esta precisión en la sentencia y fijar un límite concreto y preciso ligado al momento en que los hijos alcancen la mayoría de edad.
Prever de forma expresa la extinción del uso con la mayoría de edad y la consiguiente obligación de desalojar la vivienda cuando llegue ese momento, evita dificultades de interpretación y permite una solución definitiva sin que deban acudir a un posterior procedimiento de modificación de medidas.
Hay que tener en cuenta que, mientras los hijos sigan siendo menores de edad, no cabe limitar el derecho de uso en aplicación de la normativa del Código Civil, pero sí cabe que este límite se concrete en la sentencia de manera expresa, en un momento preciso que puede coincidir con el de la mayoría de edad del menor de los hijos.
El Código Civil no lo contempla, pero sí la normativa de las Comunidades Autónomas, que exigen la precisión en las sentencias de límites temporales. También se ha recogido en el Proyecto de Ley por el que se reforma la legislación civil y procesal para el apoyo a las personas con discapacidad en el ejercicio de su capacidad jurídica, en el que se da una nueva redacción al artículo 96 del C. Civil.
Respuestas
Andrés Joven, Joaquín
Magistrado del Juzgado de Violencia sobre la Mujer n.º 2 de Palma de Mallorca
En relación con la cuestión que se nos formula en la presente encuesta, considero que en primer lugar hay que recordar que la STS 390/2017 de 20 de junio, (SP/SENT/909473) declara que: "La adquisición de la mayoría de edad por los hijos da lugar a una nueva situación en la que debe estarse como interés superior de protección, cuando las circunstancias lo aconsejen, al del cónyuge más necesitado de protección, pero por el tiempo que prudencialmente se fije, de conformidad con lo dispuesto en el tercer párrafo del art. 96 CC (sentencias 624/2011, de 5 de septiembre, 707/2013, de 11 de noviembre)".
De acuerdo con la doctrina contenida en estas sentencias: "La mayoría de edad alcanzada por los hijos a quienes se atribuyó el uso deja en situación de igualdad a marido y mujer ante este derecho, enfrentándose uno y otro a una nueva situación que tiene necesariamente en cuenta, no el derecho preferente que resulta de la medida complementaria de guarda y custodia, sino el interés de superior protección, que a partir de entonces justifiquen, y por un tiempo determinado. Y es que, adquirida la mayoría de edad por los hijos, tal variación objetiva hace cesar el criterio de atribución automática del uso de la vivienda que el artículo 96 establece a falta de acuerdo entre los cónyuges, y cabe plantearse de nuevo el tema de su asignación, pudiendo ambos cónyuges instar un régimen distinto del que fue asignación inicialmente fijado por la minoría de edad de los hijo
s, en concurrencia con otras circunstancias sobrevenidas".Asimismo, debe de tenerse presente que "ningún alimentista mayor de edad, cuyo derecho se regule conforme a lo dispuesto en los artículos 142 y siguientes del Código Civil, tiene derecho a obtener parte de los alimentos que precise mediante la atribución del uso de la vivienda familiar con exclusión del progenitor con el que no haya elegido

Para acceder al documento completo, por favor, introduce usuario y clave


Si deseas acceder a todos los documentos
Si solo deseas descargarte este documento

Para solicitar más información, pulsa aquí y nos pondremos en contacto contigo.