CARGANDO...

Notas. Abril 2017

Guía técnica sobre operaciones vinculadas relativas a instrumentos financieros realizadas por las sociedades gestoras de instituciones de inversión colectiva

En esta Guía, la CNMV destaca el hecho de que la normativa reguladora de las instituciones de inversión colectiva otorga particular relevancia a la prevención de los conflictos de interés, estableciendo una serie de requisitos genéricos para la detección y control de los conflictos de interés y, en particular, se define un régimen específico para las operaciones con partes vinculadas, siendo estas las operaciones entre IIC gestionadas, las operaciones de las IIC gestionadas con entidades pertenecientes al grupo de la gestora y la prestación por estas de servicios a las IIC gestionadas.

En concreto, este régimen específico de operaciones vinculadas (arts. 67 de la Ley 35/2003, de 4 de noviembre, de IIC, y 145 del Reglamento de IIC, aprobado por el Real Decreto 1082/2012, de 13 de julio) obliga a las gestoras a disponer de un procedimiento interno formal que asegure que las operaciones con partes vinculadas se realizan en interés exclusivo de la IIC y a precios o en condiciones iguales o mejores que los de mercado.

La CNMV considera conveniente transmitir a las sociedades gestoras de IIC una serie de criterios que derivan de su experiencia de supervisión de los procedimientos de aprobación de operaciones vinculadas relativas a la adquisición y venta de instrumentos financieros, y a tal efecto ha aprobado, con fecha 18 de enero de 2017 y previo informe de su Comité Consultivo, la presente Guía técnica, al amparo de lo previsto en el art. 21 de la Ley del Mercado de Valores. La CNMV aplicará los criterios recogidos en esta Guía a sus actividades de supervisión.

La Guía abarca distintos segmentos de la materia, tales como el ámbito de aplicación, la comprobación de que la operación de los instrumentos financieros ha de ser en interés exclusivo de la IIC, la comprobación de precios de operaciones relativas a instrumentos financieros, la aprobación de la operación vinculada a los instrumentos financieros, el registro de operaciones vinculadas y, por último, la delegación de la gestión.