Cosa Juzgada: la preclusión de alegaciones del art. 400 LEC

Cosa Juzgada: la preclusión de alegaciones del art. 400 LEC

Autor: Departamento Jurídico de Sepín Proceso Civil

Publicación: 10 / 2016

ISBN: 978-84-1332-659-7

Editorial: SEPIN

Referencia: 3260

Precio: 18

+21% de IVA

AÑADIR AL CARRITO 

Acceso On·Line

La LEC determina en su art. 400: "1. Cuando lo que se pida en la demanda pueda fundarse en diferentes hechos o en distintos fundamentos o títulos jurídicos, habrán de aducirse en ella cuantos resulten conocidos o puedan invocarse al tiempo de interponerla, sin que sea admisible reservar su alegación para un proceso ulterior.". La idea del legislador era clara, ¿para qué dos procesos cuando solo hacía falta uno? Evitemos costes y procesos estériles. Así cuando la actora no ejercita todas sus acciones o pretensiones contra la misma demandada, en un primer proceso y al interponer un segundo proceso, se puede ver sorprendida cuando la parte contraria le invoca como excepción el art. 400 LEC: la cosa juzgada. Ahora bien, las dudas surgen de forma inmediata ¿precluyen sólo los hechos y fundamentos de derecho?¿se exige a la parte actora -y por extensión a la demandada reconviniente a la vista del art. 406.4 – que necesariamente incorpore todas las pretensiones basadas en hechos ya existentes a fecha de la demanda principal o reconvencional? Nos encontramos ante uno de los preceptos más polémicos de la LEC y cuyo desconocimiento nos puede llevar a perder el pleito.


El experto opina
La preclusión de alegaciones y peticiones o el problema del art. 400 LEC
Alcance del art. 400 LEC: ¿se puede interponer una segunda demanda ejercitando acción distinta, pero existiendo los hechos en el momento de la primera demanda?
Comentario Artículo 222. Cosa juzgada material. LEY 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil
Comentario Artículo 400. Preclusión de la alegación de hechos y fundamentos jurídicos. LEY 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil
Auto Comentado/ Las cuestiones deducibles y no deducidas quedan cubiertas por la cosa juzgada, aplicación del art. 400. Tratándose de acciones reales, la causa de pedir la constituye la propia situación jurídica digna de tutela, sobreponiéndose la distinción entre el petitum y la causa de pedir.
Formularios
Contestación de demanda de juicio ordinario con alegación de preclusión del art. 400 LEC
Jurisprudencia
Cosa juzgada y aplicación del art. 400 LEC
Responsabilidad contractual y de los administradores e improcedencia de aplicación del art. 400 LEC, al ser pretensiones de naturaleza y objeto distintos
No se aprecia cosa juzgada material, pues, pese a existir identidad de pretensión, no hay identidad de sujetos, debiendo subsanarse la falta de litisconsorcio pasivo necesario, al no figurar como demandado en el anterior proceso quien debió serlo
La cosa juzgada se extiende incluso a cuestiones no juzgadas, cual sucede con peticiones complementarias de otra principal u otras cuestiones deducibles y no deducidas, siempre que entre ellas y el objeto principal exista una conexión
No existe infracción del principio de cosa juzgada por el hecho de que, pese a ser conocidas las goteras, no se reclamaran en el procedimiento anterior, al no estar vigente en ese momento el art. 400 LEC
No existe cosa juzgada, ya que en el proceso anterior las partes eran ambas demandadas, siendo la actora la Comunidad de Propietarios, mientras que en el actual la actora es la promotora, que reclama al constructor lo abonado a la Comunidad
Por ello, procede aplicar el instituto de la cosa juzgada previsto en el art.222 LEC y del que es reflejo el art. 400.2 LEC
El artículo 400 persigue que el actor haga valer en el proceso todas las causas de pedir de la pretensión deducida. Por ello, el complejo supuesto que condiciona la aplicación de la sanción que el mismo establece se integra
No procede declarar cosa juzgada, pues no hay identidad entre la causa de pedir del pleito anterior y éste, ni tampoco de sujetos; tampoco concurre el supuesto del art. 400.2 LEC
No procede declarar cosa juzgada, pues no hay identidad entre la causa de pedir del pleito anterior y éste, ni tampoco de sujetos; tampoco concurre el supuesto del art. 400.2 LEC
No cabe iniciar eun segundo proceso si existe uno abierto con el mismo bojeto, pues habría litispendencia, o si ya existe cosa juzgada material sobre el mismo, según los arts. 400.2 y 400.1 LEC
La cosa juzgada se extiende incluso a cuestiones no juzgadas, en cuanto no deducidas expresamente en el proceso, pero que resultan cubiertas igualmente por la cosa juzgada, impidiendo su reproducción en ulterior proceso
La preclusividad del art. 400 LEC no alcanza a las pretensiones deducibles

  El usuario / contraseña no es válido
  El usuario / contraseña no es válido