Fallecimiento del arrendatario y subrogación del cónyuge en la vivienda

Fallecimiento del arrendatario y subrogación del cónyuge en la vivienda

Autor: Departamento Jurídico de Sepin Arrendamientos Urbanos

Publicación: 2 / 2017

ISBN: 978-84-1332-741-9

Editorial: SEPIN

Referencia: 3510

Precio: 18

+21% de IVA

AÑADIR AL CARRITO 

Acceso On·Line

¿Procede la subrogación del cónyuge al fallecimiento del arrendatario? ¿Existe cotitularidad o no del esposo/a? ¿Estamos ante un derecho personal y es necesaria la notificación?. Analizamos esta posibilidad en los numerosos contratos existentes de arrendamiento de vivienda anteriores al 9 de mayo de 1985 y que regula la Disposición Transitoria Segunda, apartado 4 y siguientes de la LAU 29/94. Esta cuestión, si el derecho arrendaticio es un derecho personal o no, suscita debate como muestran las sentencias del Tribunal Supremo, destacando especialmente las que fijan doctrina jurisprudencial y aquellas que son objeto de comentario. Además, incluimos dos formularios referidos a la notificación que debe realizar la persona que se subroga y la demanda de resolución del contrato en caso de inexistencia de la misma.


Criterio de Sepín
Al fallecimiento del arrendatario de la vivienda, ¿el cónyuge debe notificar la subrogación?
Subrogación del arrendatario en una vivienda: ¿cuántas proceden y quienes tienen derecho?
Jurisprudencia Comentada
No existe cotitularidad del arrendamiento entre los cónyuges y es necesaria la subrogación
SP/SENT/51462
Al fallecimiento del titular del contrato de arrendamiento debe subrogarse el cónyuge
SP/SENT/459834
Sentencias del Tribunal Supremo
No existe subrogación porque la viuda del arrendatario no se subrogó en el período que establece el artículo 16 de la LAU. DOCTRINA JURISPRUDENCIAL
Al no haberse subrogado la viuda del arrendatario en el periodo establecido en el art. 16 LAU 94, procede la resolución del contrato
No existe cotitularidad del arrendamiento y no cabe la subrogación de la viuda del arrendatario al no cumplirse los requisitos establecidos en el art. 16 LAU 94 de notificación al arrendador
La falta de notificación del fallecimiento del arrendatario y de la voluntad del cónyuge de subrogarse en el contrato dentro del plazo legal supone la extinción del contrato
La figura del arrendatario resulta del propio contrato, generador de derechos personales, independientemente del régimen matrimonial entre los cónyuges, de ahí que debe cumplirse con la notificación de la subrogación del art.16 LAU
Para la validez de la subrogación es necesaria la notificación según art.16.3 LAU, sin que sea suficiente el conocimiento, por parte del arrendador, del fallecimiento del arrendatario y la continuación de su esposa
El contrato de arrendamiento realizado por uno de los cónyuges constante matrimonio no forma parte de los bienes gananciales, y es necesaria la notificación de la subrogación del cónyuge al fallecimiento del titular. DOCTRINA JURISPRUDENCIAL
El contrato suscrito por uno de los cónyuges, constante matrimonio, se rige por la LAU en lo relativo a la subrogación. DOCTRINA JURISPRUDENCIAL
No consta notificación de la subrogación por escrito sin que pueda deducirse del conocimiento del fallecimiento
El derecho del hijo a subrogarse nace desde que se encuentra afectado por la minusvalía, aunque no hubiera sido esta declarada en el momento del fallecimiento del arrendatario según la D.Adicional Novena de la LAU. DOCTRINA JURISPRUDENCIAL
Obtención del certificado de defunción del arrendatario a efectos de subrogación después de pronunciada la sentencia: se estima la demanda de revisión
Formularios
Notificación del fallecimiento del arrendatario a efectos de subrogación en el contrato de arrendamiento de vivienda
(Art.16, apdo. 3, y D.T.Segunda, apdo. 4 a 9, LAU)
Demanda de juicio ordinario de extinción del contrato por falta de notificación al arrendador de una subrogación mortis-causa
(Art. 16, apdo. 3 y D.T.Segunda, apdo. 9, LAU)

  El usuario / contraseña no es válido
  El usuario / contraseña no es válido