Responsabilidad por accidentes de tráfico: Tribunal Supremo 2017

Responsabilidad por accidentes de tráfico: Tribunal Supremo 2017

Autor: Dpto. Jurídico Sepín Responsabilidad Civil y Seguro

Publicación: 4 / 2018

ISBN: 978-84-1333-037-2

Editorial: SEPIN

Referencia: 4518

Precio: 19

+21% de IVA

AÑADIR AL CARRITO 

Acceso On·Line

¿Qué criterios ha marcado el Tribunal Supremo en el año 2017 sobre los accidentes de tráfico? El tratamiento de esta normativa por el TS es fundamental a la hora de establecer las alegaciones por los que se pueden reclamar tanto los daños personales como los materiales. El cambio en el año 2015 del sistema de valoración de daños personales no ha llegado todavía hasta el alto Tribunal, pero, aun así, en esta recopilación se muestra la evolución tanto en los procedimientos administrativos y penales que regulan la seguridad de vehículos y vías y las sanciones, así como en la regulación específica en el ámbito civil sobre esta materia.


Sala Primera, de lo Civil
Jurisprudencia y Resoluciones
Hubo complicaciones que determinaron una nueva operación mediante artroscopia tras la que se establece el alta definitiva y comienza el plazo de prescripción para reclamar los daños y perjuicios como consecuencia del accidente de tráfico
Plazo general de prescripción del Código Civil para la acción de repetición de gastos, producidos a una mutua laboral por la cobertura sanitaria del trabajador lesionado en accidente de tráfico, al no venir establecido en ninguna norma
La acción de repetición de gastos de una mutua laboral por la cobertura sanitaria a un trabajador lesionado en accidente de tráfico está condicionada por los límites que el legislador establece para las indemnizaciones por dichos siniestros
La condición general no es abusiva, no impone siempre y sin posibilidad de contradicción que el único modo de acreditar el tiempo de uso de la bicicleta sea el que conste en el servidor informático, el usuario cuenta con todos los medios de prueba
La prescripción de la acción de responsabilidad extracontractual no se inicia hasta que sea resuelta la cuestión penal sobre la colisión en cadena, independientemente de ser denunciante o denunciado
Desestimado por inadmisible el recurso de casación al no citarse el precepto infringido: el recurrente se limita a invocar la doctrina de la reparación in natura para justificar una indemnización por los daños que le fueron causados
En virtud del principio objetivo de la creación de riesgo por la conducción, se estima la indemnización reclamada por uno de los dos conductores que colisionaron frontalmente, a pesar de la ausencia de prueba que determine la responsabilidad
La acción del art. 43 LCS, no es acción de responsabilidad por los daños y perjuicios derivados de accidente de circulación, sino acción de repetición entre compañías aseguradoras por cantidades abonadas, por lo que no es aplicable fuero específico
Para los siniestros de tráfico ocurridos desde el 2007 hasta 2016 solo se indemnizan los gastos de asistencia médica, farmacéutica y hospitalaria hasta la consolidación de secuelas, dejando sin cobertura los tratamientos posteriores
La negativa de la aseguradora de abonar la indemnización estaba fundada exclusivamente en una disconformidad con la cuantía reclamada, por lo que procede la imposición de los intereses del art. 20 LCS
Sala Segunda, de lo Penal
Jurisprudencia y Resoluciones
El Supremo, acogiéndose a la doctrina mayoritaria de las Audiencias, entiende que hay delito cuando se conduce sin permiso de conducir tras haber perdido todos los puntos sin que sea necesario poner en peligro a otros usuarios de la vía
El delito se consuma cuando se conduce careciendo de la habilitación administrativa, aunque no se realice maniobra antirreglamentaria alguna
Teniendo claras las diferencias entre el tipo penal de conducción sin permiso y la sanción administrativa, la conducción del acusado sin el mismo constituye el tipo del artículo 384.2 CP
Al proteger el mismo bien jurídico las acciones ilícitas contra la seguridad del tráfico y la negativa a las pruebas de alcoholemia no puede argüirse ni en el concurso real de delitos ni el concurso de normas para combatir la condena
El TS interpreta que, a partir del momento de la presente sentencia, la conducción sin permiso de conducir cuando el acusado no lo haya obtenido nunca deberá ser conducta típica propia del artículo 384.2 CP, procediendo la condena el acusado
El tipo penal del artículo 384.2 CP, no deja lugar a dudas que la conducción sin permiso del acusado que no había obtenido nunca un permiso de conducir resulta típica, no pudiendo entenderse "nunca" cuando una persona posee un permiso extranjero
Procede autorizar la revisión planteada, dado que no procede la condena por el delito de conducción sin permiso por no haberlo obtenido nunca, cuando queda probado que el acusado si tenía permiso
Las discrepancias de la jurisprudencia sobre la comisión o no de un delito por conducir un vehículo sin permiso, por no haberlo obtenido nunca, la resuelve el TS, indicando que si se considera hecho delictivo
El Supremo entiende que se ha de condenar al acusado por conducir sin carné tras haber perdido todos los puntos; conforme a la doctrina mayoritaria de las Audiencias, por razones de seguridad jurídica, procede apreciar la comisión del delito
La norma jurídica tiene el propósito de blindar la eficacia de la decisión administrativa al castigar a su quebrantador con la correspondiente sanción penal
La revocación de la resolución administrativa que privó de los puntos del permiso al acusado, por la baja de varios expedientes sancionadores permiten revocar la condena por la conducción sin permiso, a través del recurso de revisión entablado
Aunque el acusado fuese residente en el extranjero, la pérdida del permiso por agotamiento de los puntos en España, por el canje del permiso portugués, no puede quedar impune, procediendo la condena por el delito del artículo 384.2 CP
Procede autorizar la interposición de recurso de revisión; si bien el recurrente fue condenado por conducción sin permiso lo cierto es que con posterioridad se ha acreditado que sí disponía del permiso tipo B de Marruecos
El Tribunal Supremo presume que el precepto del art. 384 CP no exige para su comisión un peligro concreto, sino la exclusiva realización de la conducción con el permiso caducado por pérdida de los puntos
Se anula la condena sometida a revisión por el delito por el que el acusado conducía habiendo perdido todos los puntos del carnet ya que se acordó judicialmente la nulidad de las actuaciones administrativas que le privaban de los puntos
Conducir habiendo perdido todos los puntos del carné es delito y no falta administrativa, cimentado sobre un pronóstico de riesgo y evidenciado con las previas infracciones por las que perdió los puntos
El delito de conducción sin permiso por no haberlo obtenido nunca se comete por el riesgo generado al carecer de la comprobación de las características psicofísicas y de los conocimientos teórico-prácticos
Quienes posean permiso extranjero o cuyo permiso haya caducado ha de ser excluido del radio de acción del tipo penal de circulación sin permiso
El residente en dos estados UE no puede contar con dos permisos de conducir, uno caducado por pérdida de puntos, y otro perteneciente a país distinto del que se conduce, al ser fraude de ley
El hecho de conducir sin permiso al no haberlo obtenido nunca aglutina los presupuestos del art. 384.2 CP, tanto en el aspecto objetivo como subjetivo, siendo indiferente cometer un plus de riesgo para condenarlo
El recurso de casación por contradicción de sentencias y oposición a la doctrina del TS, entre condenar o no la conducción sin permiso por no haberlo obtenido nunca, se desestima por haber sido ya resuelta idéntica cuestión por el Pleno
La oposición del acusado a realizar la segunda prueba de alcoholemia queda bien incardinada en el delito de negativa, art. 383 CP, al considerar el TC imperativa la colaboración, no insertándola dentro del concepto de declaración o confesión del reo
Los hechos probados, consistentes en una discusión previa con amenaza de muerte, persecución con el vehículo y atropello final causando la muerte, llevan a confirmar el delito de homicidio doloso
Es improcedente reservar por la autoridad judicial la acción civil en el procedimiento penal, siendo obvia la relación de causalidad entre el delito, conducción bajo los efectos del alcohol, y el resultado dañoso, colisión contra la puerta del garaje
El bien jurídico que quebranta el recurrente al oponerse a la segunda prueba de alcoholemia es el de debida obediencia a la autoridad y no el de conducción bajo los efectos del alcohol, a pesar de arrojar una tasa de 0,90 mg en la primera prueba
El acusado saca el vehículo del depósito, lo restaura y circula con él sin ser su dueño, comportamiento que cae dentro del "animus utendi"
El órgano sentenciador desconocía la circunstancia de la tenencia del permiso de conducir extranjero lo que obliga a revisar la sentencia
Aunque el trayecto recorrido no haya sobrepasado los dos metros, estando el conductor bajo la influencia del alcohol, se cumple el elemento de la conducción punible
No se atenta contra el principio no bis in idem, por la condena por los delitos de conducción bajo los efectos del alcohol y el delito de negativa, dado que aunque posean el mismo bien jurídico protegido ambos tienen distinto alcance
Con independencia del lugar donde fue detenido el presunto autor y recuperada la moto, será competente el juzgado del lugar donde se produjeron los hechos delictivos
La sentencia del juzgado contencioso que anula la sanción administrativa de perdida de puntos, determina la revisión de la condena penal, pues si el acusado tenía permiso de conducir en vigor en el momento de los hechos, no hay delito
Procede el ejercicio simultaneo de la acción penal y civil, reconociendo la indemnización al Ayuntamiento por los daños en el mobiliario urbano derivados del delito de peligro abstracto por conducción bajo los efectos del alcohol
Comisión del delito de falsedad documental mercantil al elaborar dos falsas declaraciones amistosas de accidente de automóvil, sin que quepa apreciar continuidad delictiva al referirse a un solo siniestro
Estimado el recurso de revisión, al constatar que el día de los hechos, por los que se condenó por un delito de conducción sin permiso, se contaba con carné de conducir en vigor expedido por las autoridades rumanas
El Pleno establece que la conducción de un vehículo sin haber obtenido nunca permiso o licencia es siempre un delito de peligro abstracto por el propio riesgo creado y la protección de la seguridad del tráfico vial
Condena improcedente puesto que la resolución que acordó la pérdida de vigencia del carné por el delito de conducción sin permiso fue revocada con posterioridad
El sometimiento a una prueba de aproximación nunca exonera, en caso de que haya dado positivo, de la segunda prueba con alcoholímetro de precisión y en caso de negarse se incardina como delito de desobediencia especial
La competencia debe atribuirse al Juzgado del lugar donde se disfrutan de los vehículos sustraídos, donde además se pueden tomar medidas de investigación y aseguramiento eficaces a los fines del proceso penal
La nulidad de la sanción administrativa privativa del carné de conducir tiene relevancia penal por la desaparición de uno de los pilares que conforman el ilícito
Sala Tercera, de lo Contencioso-Administrativo
Jurisprudencia y Resoluciones
El recurso extraordinario de casación en interés de la ley queda desestimado por no vincular la doctrina que postula, la de que los dispositivos foto-rojos no están sometidos al control metrológico, a un precepto legal
La ausencia de un trámite específico de audiencia a la entidad propietaria del bar y la gasolinera por la colocación de una bionda, que cierra el acceso a dichos locales, declara la nulidad del procedimiento
La sentencia no se pronuncia sobre la vigencia de las restricciones cuantitativas del arrendamiento de vehículos con conductor con la entrada en vigor de la Ley 9/2013, incurriendo en defecto de motivación, y además no se acepta que a raíz de su modificación, se entiendan de aplicación restricciones contenidas en reglamentos anteriores que hasta entonces no operaban
Accidente mortal por colisión fronto-lateral, calificando como causa la velocidad inadecuada, el estado de los neumáticos y el de la vía, que tenía la adherencia muy disminuida por la lluvia, negándose cualquier responsabilidad patrimonial
La Sala de instancia se apoya debidamente en la pericia técnica para deducir la inhabilidad del recurrente para conducir, sin que aprecie datos suficientes favorables a la obtención o a la prórroga o reducción de la vigencia

  El usuario / contraseña no es válido
  El usuario / contraseña no es válido