Menores desamparados en el CCCat

Menores desamparados en el CCCat

Autor: Departamento Jurídico de Sepín Familia y Sucesiones

Publicación: 5 / 2019

ISBN: 978-84-1333-284-0

Editorial: SEPIN

Referencia: 5238

Precio: 18

+21% de IVA

AÑADIR AL CARRITO 

Acceso On·Line

La declaración de desamparo de menores se regula en el CCCat en los artículos 228-1 a 228-9. Tal como expresa el artículo 228-1.1 «Se consideran desamparados los menores que están en una situación de hecho en que les faltan los elementos básicos para el desarrollo integral de su personalidad, o que están sometidos a maltratos físicos o psíquicos o abusos sexuales siempre y cuando para su protección efectiva sea preciso aplicar una medida que implique la separación del menor de su núcleo familiar». ¿Cuáles son los requisitos para emitir una declaración de desamparo? ¿Y los efectos de esta declaración? ¿Qué circunstancias posibilitan el retorno a la familia de origen? Estas y otras dudas quedan resueltas en esta guía práctica con comentarios de nuestros expertos a la legislación aplicable, un formulario y la jurisprudencia de nuestros Juzgados y Tribunales.


Doctrina
Comentario Artículo 228-1. Menores desamparados.
Comentario Artículo 228-2. Declaración de desamparo.
Comentario Artículo 228-3. Efectos de la declaración de desamparo.
Comentario Artículo 228-4. Datos biogenéticos.
Comentario Artículo 228-5. Cambio de circunstancias.
Comentario Artículo 228-6. Guarda por la entidad pública.
Comentario Artículo 228-7. Medidas de protección.
Comentario Artículo 228-8. Régimen de relaciones personales.
Comentario Artículo 228-9. El acogimiento familiar como medida de protección del menor desamparado.
Formulario
Demanda de oposición a resolución administrativa en materia de protección de menores, en Cataluña
Jurisprudencia
Declaración de desamparo
Inadmisión del recurso de casación: la sentencia declara probado que la conducta de los menores y el retraso en su aprendizaje deriva de la dinámica disfuncional familiar, ante las adicciones de la madre y de la incapacidad del padre de controlarlos
Cuando la protección de los menores no es conciliable con su permanencia en su entorno familiar se justifica sacarle del mismo, medida de carácter excepcional y que sólo se adopta ante una situación de grave compromiso para el interés de los menores
Se ha acreditado la desatención que sufría el menor en compañía de sus padres y sus carencias, por lo que se mantiene la situación de desamparo para garantizar su bienestar
Es correcta la declaración de desamparo del menor y su posterior internamiento en un centro porque los abuelos no podían hacerse cargo por carencias económicas y de higiene y alimentación y el menor ha mejorado desde entonces
La prueba practicada acredita que los menores se encontraban en situación de desamparo cuando se dictó la resolución ya que la madre no es consciente de las dificultades para criarlos y los problemas se han hecho crónicos
Según el informe psicosocial la madre no reconoce el daño producido a sus hijos, ni en su desarrollo escolar o sanitario y no está preparada para gestionar los problemas de cada uno, como se demuestra en el desarrollo de las visitas en el centro
Las circunstancias económicas de la madre no son el factor determinante del desamparo sino sus carencias en la capacidad protectora de la menor
Justificación de la declaración de desamparo del menor, acogido por sus padrinos: es la propia madre la que señaló los malos tratos de su pareja hacia el hijo, mientras que el niño manifestó también agresiones con una correa por parte de ella
Se consideran desamparados los menores que están en una situación de hecho en que les faltan los elementos básicos para el desarrollo integral de su personalidad, o que están sometidos a maltratos físicos o psíquicos o abusos sexuales
Riesgo físico y psíquico del bebé al dejarle en el hospital sin la asistencia personal de sus padres, así, la madre no ofrecía ni ofrece ahora las garantías de poder procurarle un cuidado adecuado que le permita un desarrollo equilibrado
Mantenimiento del desamparo
Se mantiene el desamparo porque la madre no es consciente de su enfermedad mental y ha acudido al psiquiatra solo para recuperar a sus hijos y, además, no atiende correctamente sus necesidades emocionales y educativas
Se mantiene la declaración de desamparo porque la madre no es capaz de cuidar de sus hijas de acuerdo con los informes existentes y con las declaraciones de las menores y su absentismo escolar
Se mantiene el desamparo con acogimiento de los abuelos maternos porque la madre maltrataba física y psicológicamente a la menor por ser alcohólica y el padre no se ha hecho cargo de ella, si bien la cuida con apoyo de los abuelos
Se mantiene la declaración de desamparo porque la madre tiene cáncer y esto le ha provocado problemas para el cuidado de los menores ya que no quiere tratarse y, además, se ha acreditado un trato diferenciado a los hijos y estilo educativo inadecuado
Se mantiene la situación de desamparo del hijo adoptado que se ha acreditado que se deba por el maltrato físico y psíquico al que lo sometían haciéndole sentir culpable de lo sucedido y así lo recomiendan los informes
Debe mantenerse el desamparo porque se han acreditado maltratos del padre a la menor y, aunque la madre se haya separado, tiene una actitud inculpadora hacia la niña quien está pasando un momento muy difícil y destructivo
Se mantiene la situación de desamparo de los menores ya que, aunque los padres hayan evolucionado positivamente, todavía no han asimilado los problemas que hay con sus hijos y son incapaces de tomar las decisiones que les beneficiarían
Aunque la evolución de las visitas de la madre es positiva, no han desaparecido los factores de riesgo por los que se declaró el desamparo de la menor, cuyo discurso de cómo le pegaban, miedos y deseo de quedarse en el centro son totalmente creíbles
Se mantiene la declaración de desamparo de la menor sin que sea posible acordar el retorno con su familia: pues la madre, que duda del hecho probado de los abusos del tío de la menor, no ofrece garantías para cubrir sus necesidades ni para protegerla
Retorno con su familia biológica
Procede
Se confirma el retorno del menor con sus padres que ahora tienen un domicilio adecuado, ingresos suficientes y están colaborando con los servicios intervinientes, y mantenimiento de las medidas de seguimiento y control que se adoptaron
No procede
No procede devolver los menores a los padres porque no ha mejorado su relación con los menores, no admiten lo que han hecho mal, la madre ha tenido intento de autolisis y, a pesar de que hayan tenido otro hijo que no está en desamparo
Aun prescindiendo de la situación que motivó el desamparo y admitiendo una evolución favorable, se aprecia que los condicionantes que determinaron las medidas protectoras no se pueden considerar superadas
No puede acordarse aún el retorno de los menores ni con el padre ni con la madre, deben seguir las pautas de los profesionales para facilitar que la relación con sus hijos y proporcionarles los cuidados y estabilidad que precisan
No procede devolver la custodia a la madre porque los informes demuestran que, aunque se esfuerza para superar sus adicciones, no es consciente de las necesidades de su hijo quien necesita un ambiente estable para crecer y que con su madre no tiene
No se acuerda el retorno de la menor con el padre pues aún no puede proporcionarle los cuidados que necesita por su trastorno autista, sin perjuicio de que se le sigan proporcionando los medios para adquirir las habilidades para su cuidado
No se acuerda el retorno de la menor bajo la custodia de la madre, pues ha mejorado su salud mental y se estabilizado su vida familiar pero debe consolidarse; la niña está vinculada y cuidada por los abuelos paternos que han facilitado las visitas
No procede el retorno de los menores en situación de desamparo a la familia biológica porque la madre no ha asumido sus responsabilidades para con sus hijos, echa la culpa a los demás y no comprende los sentimientos de sus hijos
No se ha producido un cambio suficiente por los padres para que la menor retorne al núcleo familiar: la madre continúa con su adicción, que puso en riesgo la vida de la hija pues ya consumía en el embarazo y la relación entre ellos es ambigua
Tras la prueba practicada a pesar del interés de recuperar su responsabilidad parental existen circunstancias que aún la hacen desaconsejable
Visitas con progenitores
Los padres han cambiado su actitud y son conscientes de los problemas que han causado a sus hijos habiendo iniciado un programa, por lo que procede ampliar la relación paternofilial con visitas que sean adecuadas
La menor continúa bajo la custodia institucional, pero se acuerda que se facilitarán las visitas con la madre que, aunque ha tenido una actitud negativa con la menor, lo cierto es que se han pedido perdón y están tratando de retomar el contacto
El informe ve necesario mantener el vínculo materno, pero no aumentarlo, pues supondría un agravamiento del conflicto familiar, ya que la niña estaría aún más involucrada y sometida a un conflicto de lealtades muy intenso
En interés de los menores y para conseguir una mejor integración en la familia de acogida, deben suspenderse las visitas con su padre biológico, quien no dispone además de suficiente capacidad protectora y educativa hacia sus hijos
No puede haber pronunciamiento sobre la ampliación de las visitas en acogimiento familiar, pues se han fijado en una resolución que no ha sido objeto de oposición en el procedimiento
Al haber suspendido el padre las visitas, al margen del motivo por el que lo hizo, no pueden restablecerse en esta resolución, sin perjuicio de que si los equipos técnicos lo consideran conveniente lo propongan y sea de forma progresiva
Guarda por Entidad Pública
Se mantiene el desamparo y la guarda de la menor en el centro: el padre no ha mostrado capacidad acercamiento, ni empatía con sus necesidades afectivas, aunque no haya ahora interferencias pues las visitas han sido con los profesionales del centro
La desatención y negligencia en el cuidado de los niños quedó evidenciada al ingresar la madre junto con los menores en un centro de acogida tras dictarse orden de alejamiento del padre, de la que después fue absuelto
A los pocos meses de que los niños ingresaran en un centro, ante la inseguridad de la madre que volvió a vivir con su marido, adquirieron hábitos propios de su edad y su evolución es positiva en todos los aspectos
Los menores están adaptados al centro en el que viven, han mejorado en los estudios así como en el estado de salud del menor que sufre epilepsia, el régimen de visitas con el padre se ha ampliado por la buena evolución; se mantiene el desamparo
Se mantienen los indicadores de riesgo que justifican la tutela administrativa del menor, pues si su problema de conducta no es atendido, puede desembocar en comportamientos más graves, los progenitores no reconocen sus carencias ante esta situación
Se mantiene la declaración de desamparo del menor y su ingreso en el centro, la madre no ofrece ninguna garantía de disponer de una mínima capacidad para cuidar al niño y procurarle una formación y desarrollo equilibrados
Acogimiento familiar
Desestimación del recurso de extraordinario por infracción procesal alegando infracción de las normas de la carga de la prueba: la actora debería haber probado que el acogimiento en familia extensa es el más adecuado, cuestión principal del pleito
No es adecuado el pronunciamiento de la Administración de que se constituya lo más pronto posible el acogimiento simple en familia ajena, los esfuerzos deben dirigirse al retorno de los menores a la guarda de alguno de los progenitores
Se confirma la resolución de desamparo y acogimiento en familia extensa de la menor, la madre no entiende que la decisión se debió al maltrato recibido por su pareja; debe mantenerse además a la niña en un entorno estable, positivo y seguro
Se mantiene el desamparo el acogimiento en familia ajena del menor, pues no ha transcurrido el tiempo suficiente para considerar consolidada la situación de la madre en cuanto a superar sus adicciones y la estabilidad en su nueva relación
No procede el acogimiento en familia extensa porque la abuela paterna no puede hacerse cargo de los niños y los tíos están muy posicionados a favor de los padres

  El usuario / contraseña no es válido
  El usuario / contraseña no es válido