Subordinación y concurrencia en el concurso de acreedores

Subordinación y concurrencia en el concurso de acreedores

Autor: Departamento Jurídico de Sepín Mercantil y Concursal

Publicación: 1 / 2020

ISBN: 978-84-1333-431-8

Editorial: SEPIN

Referencia: 5517

Precio: 18

+21% de IVA

AÑADIR AL CARRITO 

Acceso On·Line

En este estudio, se analizan algunos de los aspectos más interesantes y novedosos surgidos en la doctrina del Tribunal Supremo en relación con los créditos subordinados, la subordinación y la apreciación de la concurrencia concursal o no en estos casos. El TS ha dictado en los últimos tres años importantes sentencias que han supuesto una modificación trascendental en la calificación de este tipo de créditos. A través de un exhaustivo artículo doctrinal de Enrique Sanjuán y Muñoz y de una serie de resoluciones de distintos órganos jurisdiccionales exponemos esta interesante y compleja materia.


Doctrina
Cuestiones sobre subordinación y concurrencia en materia concursal
Jurisprudencia y Resoluciones
Créditos tardíos y créditos extemporáneos
Cabe reconocimiento de créditos comunicados solo por incidente de impugnación de lista de acreedores, sin que la AEAT pueda aportar ahora prueba contra lo afirmado por AP de que las liquidaciones tributarias no se comunicaron
La existencia del plazo de un mes para comunicar el crédito y de dos meses para la presentación del informe conlleva que la comunicación tardía se refiere al segundo plazo sin que quepa hacerlo tampoco por vía incidental
No es posible clasificar el crédito comunicado tardíamente como subordinado porque constaba en la documentación del deudor, de modo que al tratarse de retenciones tributarias debe reconocerse como privilegiado general, ex art 91 LC
No procede el reconocimiento de un crédito hipotecario en el concurso cuando ha sido comunicado extemporáneamente y no se ha impugnado el inventario inicial, producirá los efectos que le correspondan al margen y sin perjudicar al concurso
El acreedor no impugnó cuando debía la lista de acreedores. No pueden considerarse créditos subordinados por comunicación tardía ex Art.92.1 LC. Al estar abierta la fase de convenio deben retrotraerse las actuaciones a cuando se produjo el defecto
Que en el concurso no se reconocieran ninguno de los créditos que se reclaman no es óbice para que pueda hacerse ahora, sobre todo la de aquellos que tienen como base la adjudicación del hotel a los demandados durante la liquidación
Clasificación como crédito subordinado
Cuando ya no sea posible modificar la calificación de los créditos, por haber devenido firme la lista de acreedores, si el crédito cedido aparece calificado como crédito subordinado, habrá que estar a esta calificación
Si bien el actor se considera persona especialmente relacionada con el concursado, por ser cónyuge de uno de sus socios, su crédito se clasifica como privilegiado especial, por no derivar de un préstamo o actor de igual finalidad
Procede tener a los actores por subrogados en el crédito con privilegio especial que ostentaba la TGSS, pero con la nueva clasificación de crédito subordinado a resultas de la impugnación
No tiene la condición de crédito subordinado el correspondiente a préstamos participativos pues no se puede equiparar a los intereses ni depende dicha calificación de la voluntad de las partes será un crédito ordinario
Procede reconocer como crédito subordinado la garantía dada por la concursada para la compra de participaciones de una entidad, pero no reconocer la garantía dada para la compra de sus propios títulos, al ser esto nulo conforme a la ley
¿Cómo deben clasificarse los intereses?
El crédito de la Agencia Tributaria correspondiente al IVA debe clasificarse como privilegiado general, como ordinario general otra parte y como subordinado lo correspondiente a intereses y recargos
Se le reconoce a la Hacienda Tributaria un crédito subordinado correspondiente a los recargos e intereses generados por la presentación tardía de autoliquidaciones del concursado
Los intereses devengados que aún no han sido cobrados y que se integran en la reclamación del crédito concursal deben ser clasificados como crédito subordinado
No será crédito contra la masa el que proceda de la obligación de pago del precio de compra de finca a la compradora cuando está pendiente dicho pago a la fecha de la declaración será concursal y los intereses créditos subordinados
Se reconoce como crédito subordinado a favor de la Administración Pública los intereses del préstamo hasta la fecha de declaración del concurso
Ex Art. 92 LC, los créditos por intereses tienen la naturaleza de créditos subordinados, salvo que estén cubiertos por garantía real.
Considerando que al tiempo de declararse el concurso la deuda y garantía se había escindido, procede clasificar el crédito de la entidad bancaria como ordinario en su principal y subordinado en lo relativo a los intereses del préstamo
Concurrencia
La no inclusión del crédito en lista de acreedores no lo extingue pero impide su pago en este concurso, al ser su reclamación extemporánea y posterior a todas las posibilidades de inclusión, concluido el concurso cabe su reclamación; concepto de crédito no concurrente
El crédito del actor, derivado del ejercicio de la acción de responsabilidad ejercitada contra el administrador, debe clasificarse como crédito concursal, subordinado y no concurrente, sometido al convenio de acreedores aprobado
Personas especialmente relacionadas con el concursado
Las circunstancias que justifican la consideración de persona especialmente relacionada con el deudor deben concurrir en el momento de generarse el crédito y no cuando se declara el concurso de acreedores
Procede subordinar los créditos de la Caja de Castilla la Mancha por ser persona especialmente relacionada con la concursada ex art 96 LC, pues su participación directa en esta superaba ampliamente el 10% cuando nació su crédito
El banco no es administrador de hecho y no procede subordinación, pues la concesión de un préstamo no lo convierte en administrador, ni la sujeción de la disponibilidad de aquel al cumplimiento de grados de ejecución lo convierte en gestor
Será crédito subordinado el reconocido al administrador socio de la concursada y ordinaria el reconocido a un socio sin que puedan calificarse de créditos laborales al no realizarse prueba al respecto
Al ser el actor titular de participaciones que representan el 19% del capital social del concursado, se le considera persona especialmente relacionada, motivo por el cual su crédito debe subordinarse
No se ha acreditado que el actor tuviese la condición de administrador de hecho de la entidad concursada, debiendo cambiarse la clasificación de sus créditos subordinados por créditos con privilegio especial
Es subordinado el crédito porque su titular es apoderado general de la concursada y además el esposo de la socia principal de la concursada, la cual ostenta más del 90% del capital social
Es crédito subordinado por ser persona especialmente relacionada con la asociación concursada la mercantil cuando los socios de aquella lo son también de esta y la concursada gestiona el órgano de administración de aquella que es mera instrumental
Siendo la gestora una apoderada general de la cooperativa concursada, el crédito que ésta ostenta debe clasificarse como crédito subordinado
No queda probado la condición de administrador de hecho que serviría de base para subordinar el crédito del acreedor por ser persona especialmente relacionada con la sociedad concursada
Aunque los actores sean titulares del 80% del capital social de la concursada, sus créditos tienen su origen en los salarios devengados por su trabajo motivo por el cual no son subordinados
Por ser el actor persona especialmente relacionada con el concursado, su crédito debe clasificarse como crédito subordinado
Grupo de sociedades
Los créditos de la empresa que pertenece al mismo Grupo de sociedades que la concursada no pueden excluirse de la subordinación
No procede subordinación porque cuando nacieron los créditos de CAM, no consta que esta formara parte del grupo de la concursada, ni que tuviera participaciones en sociedades de dicho grupo
La sociedad acreedora no tenía control efectivo sobre la administración de la concursada, solo se habían convenido unas cautelas, como requerir su consentimiento para adoptar determinados acuerdos o disponer o contraer obligaciones
La acreedora no pertenecía al Grupo societario de la concursada cuando se generó el crédito, ni estaba bajo su control directo ni indirecto, tampoco es socia de otra sociedad del Grupo: no procede subordinar su crédito ex art 93 LC
No se estima el recurso de casación al resultar irrelevante el levantamiento del velo (ex Arts. 93 LC) porque, aunque se hiciese respecto de las dos filiales de CAM, seguiría sin apreciarse que la concursada formara parte del grupo de CAM
La sociedad acreedora no es socia de la concursada, motivo por el cual no procede subordinar sus créditos
Dado que la entidad actora y la concursada pertenecen a un grupo de sociedades, el crédito que la primera ostenta debe clasificarse como subordinado
Aunque el acreedor y la concursada sean sociedades del mismo grupo no se subordinan los créditos puesto que ninguna es socia del concursado
Es grupo societario a efectos de la LC, aunque en la cúspide del grupo no se encuentre una sociedad sino una persona física y por pertenecer al mismo grupo, procede subordinar el crédito al ser persona especialmente relacionada con la concursada
Tipos de créditos subordinados
Que la causa del contrato de swap vinculado a préstamo o crédito a interés variable sea reducir el riesgo de variaciones de tipos no significa que las liquidaciones negativas para el prestatario sean intereses clasificables como crédito subordinado
El contrato de swap no produce obligaciones recíprocas, por ello, los créditos derivados de un swap, en que el deudor se encuentre en concurso, son concursales, pero no son subordinados porque las liquidaciones negativas no son intereses
Al ostentar el concursado participaciones de la sociedad actora, el crédito que esta mantiene con aquél debe clasificarse como crédito subordinado
El juez del concurso no puede entrar en la validez de certificación administrativa de un crédito que procede de la derivación de responsabilidad a la concursada, ello será en la vía administrativa y en el concurso será subordinado por ser una sanción
El crédito del actor, derivado del ejercicio de la acción de responsabilidad ejercitada contra el administrador, debe clasificarse como crédito concursal, subordinado y no concurrente, sometido al convenio de acreedores aprobado
Los créditos correspondientes a los préstamos participativos concedidos por los socios deben clasificarse como créditos subordinados
Son subordinados los créditos porque derivan de financiación a la concursada a través de pagos por cuenta de esta realizados durante años y que operaban de forma análoga a los préstamos
Los créditos del SAREB
Al entrar en vigor el art 36.4.h) Ley 9/2012, cuando podía impugnarse la clasificación de créditos, y Sareb hacer valer que no cabía subordinar sus créditos cedidos, procedía acoger la pretensión estimando la impugnación de la lista de acreedores
Procede modificar el informe de la Administración concursal en cuanto a la clasificación de los dos créditos de la SAREB
Sareb impugna lista de acreedores y al instarse declaración concursal con solicitud de apertura de liquidación, ambas fases avanzaron en paralelo, al terminar liquidación no hubo auto de apertura de fase de convenio, el recurso se interpuso en plazo
Los créditos del banco clasificados como subordinados sin que existiera impugnación conservan su clasificación tras ser transmitidos a la Sareb, conforme al 36-4-h) de la Ley 9/2012
Para transmitir créditos al SAREB existe prohibición de subordinar, excepción la regla general de la LC y de aplicación limitada, al no constar acto del FROB obligando a la transmisión de créditos al SAREB no cabe invocar ni aplicar su normativa

  El usuario / contraseña no es válido
  El usuario / contraseña no es válido