AVISO
Debido a las condiciones climatológicas, algunos pedidos pueden sufrir retrasos.
Seguridad externa en la circulación: Casco, chaleco y elementos reflectantes, mecanismos de retención infantil y triángulos

Seguridad externa en la circulación: Casco, chaleco y elementos reflectantes, mecanismos de retención infantil y triángulos

Autor: Departamento Jurídico de Sepín Tráfico

Publicación: 9 / 2020

ISBN: 978-84-1333-599-5

Editorial: SEPIN

Referencia: 5908

Precio: 20

+4% de IVA

AÑADIR AL CARRITO 

Acceso On·Line

Ponerse a los mandos, o viajar, en un vehículo conlleva una serie de obligaciones implícitas respecto a los elementos de seguridad que deben automatizarse, como la utilización del casco en el uso de motocicletas, adecuar los mecanismos de retención infantil, llevar elementos reflectantes en la bicicleta y los eternos olvidados en caso de avería o accidente, el antiguo triangulo, ahora sustituible por una luz parpadeante, y el chaleco. En esta guía temática se presentan las consecuencias derivadas de ignorar estos elementos de protección externa al vehículo, mediante una recopilación de doctrina, esquemas, jurisprudencia y consultas sobre los efectos penales, administrativos y civiles, lo que debe concienciar sobre su importancia y su necesidad. Además, las condiciones de uso de nuevos dispositivos, que se van implementando en la fabricación de vehículos, para la consecución de una conducción segura y eficaz que disminuya las consecuencias lesivas en los siniestros de circulación.


Doctrina
Sujetos responsables de las infracciones y sanciones de tráfico
Taxi, UBER o CABIFY deben llevar matrícula azul y un vehículo averiado se puede señalizar con un luminoso
Esquemas
Infracciones administrativas relacionadas con elementos de seguridad del vehículo
Cuadros Comparativos
Modificaciones introducidas por el RD 667/2015, de 17 de julio, en el Reglamento General de Circulación, en lo que se refiere a cinturones de seguridad y sistemas de retención infantil homologados
Encuestas Jurídicas
Elementos de seguridad ¿Quién tiene la obligación de llevar la silla infantil, el taxista o su progenitor?
Consultas
Dispositivos de protección
Indemnización por fallecimiento del conductor por somnolencia y sin usar el cinturón de seguridad
Accidente sufrido por monitora de ruta escolar sin cinturón de seguridad
Cinturón de seguridad y usuarios de autobús
Fecha a partir de la que es obligatorio su uso
Concurrencia de culpas en ocupante sin casco
Jurisprudencia y Resoluciones
Casco
La existencia del bache, por la realización de obras, sin señalizar debidamente y la falta de uso del casco por el conductor del ciclomotor junto con la invasión del carril contrario hacen aplicable la concurrencia de culpas
En la indemnización por daños materiales se incluye el casco, pero se desestiman las zapatillas y el pantalón, reclamado todo ello en base a unas fotografías como prueba de su deteriorado estado
La motocicleta será indemnizada por el valor de mercado más el 25 por ciento de afección, y respecto al casco y la chaqueta corresponde su valor original con un 35 por ciento de depreciación por uso
La denuncia identifica perfectamente los hechos, el conductor lo hacía sin el casco reglamentario, lo que no supone indefensión alguna ya que el sancionado ha podido combatir los hechos en vía administrativa, debiendo mantenerse la multa
La causa eficiente del siniestro es la negligencia de la conductora al saltarse el ceda el paso, pero se valora la conducta del conductor del quad en un 30 por ciento al circular a una velocidad superior y no llevar puesto el casco de seguridad
El atestado policial demuestra que el acusado circulaba con el ciclomotor a gran velocidad, adelantando por la derecha, sin casco y sin permiso, por lo que se ratifican los delitos de los artículos 380 y 384.2 CP
La mera alegación en el atestado, de no llevar puesto el motorista el casco, no sirve para justificar la influencia en el siniestro, por lo que no aprecia la concurrencia culposa solicitada
El atestado policial no deja lugar a dudas de la concurrencia del recurrente en la producción de las lesiones del siniestro, al no llevar el casco ajustado en la forma correcta, siendo conforme a derecho la concurrencia de culpas
La denuncia del agente policial no ha desvirtuado la presunción de certeza de lo que el mismo afirma: conducía la motocicleta con el casco sin abrochar, no pudiendo tenerse en cuenta para ello la declaración del testigo que circulaba detrás
Que el menor fuese sancionado administrativamente por conducir sin casco no vulnera el principio de non bis in idem, pues nada tiene que ver dicha conducta con los delitos de conducción sin permiso y de forma temeraria
Chaleco y elementos reflectantes
La señalización ante la posible existencia de animales en el tramo de autovía del siniestro, a pesar de existir una zona de la valla que cedió no hace responsable a la Administración al apreciarse culpa exclusiva de la víctima que salió sin chaleco
No existe concurrencia de culpas, sino culpa exclusiva del peatón que caminaba por la calzada en una zona sin luminosidad y sin chaleco, siendo la conducción del otro interviniente correcta ya que no conducía a gran velocidad ni cometió imprudencia
La declaración del testigo y el atestado policial confirma que el atropello del peatón se produjo por su culpa exclusiva al cruzar por lugar indebido sin chaleco, y no al turismo que circulaba por debajo de la velocidad permitida
El atestado de la velocidad inadecuada del ciclomotor, y la negligencia del peatón en el arcén, en tramo no habilitado para el cruce de peatones, en calzada sin iluminar y sin chaleco reflectante, confirman la concurrencia culposa
La causa eficiente del siniestro vino provocada por el conductor que conducía ebrio y con exceso de velocidad, no siendo relevante que los ocupantes del vehículo detenido en el arcén no llevasen los chalecos ni colocasen los triángulos
El turismo que ya había adelantado a los ciclistas, que no llevaban el alumbrado necesario ni los reflectantes obligatorios, no resultó causa relevante en la producción del siniestro, no pudiendo apreciarse la culpa exclusiva de la víctima
El cumplimiento de la orden del agente de apearse del vehículo, en el arcén de una vía interurbana, no puede constituir en una infracción por no hacer uso del chaleco reflectante
La colisión del camión que circula a velocidad adecuada y sin salir de su carril, contra el turismo, inmovilizado en el arcén, y su conductor, en el exterior y sin chaleco, en una vía recta y visible, no es constitutiva de imprudencia grave
No resulta probado que el atropello se produjese por culpa exclusiva de la víctima, al no justificarse que circulase por la calzada o sin chaleco reflectante, al no existir pruebas de cómo se produjo el atropello
La víctima y los testigos del siniestro probaron que fue el turismo quien invadió el sentido contrario atropellando al ciclista, que llevaba reflectantes en las ruedas, no procediendo la concurrencia culposa solicitada
No procede apreciar la concurrencia culposa siendo atribuible el siniestro al conductor que provocó el atropello, pues el denunciante se encontraba en vía urbana, no interurbana, no siendo necesario que usase el chaleco reflectante por la avería
El atropello del ciclista se debió a la conducta del turismo que se saltó la línea continua, no pudiendo imputarse responsabilidad al primero, por no llevar chaleco reflectante al no ser obligatorio
Mecanismos de retención infantil
No habiéndose probado por la ejecutada la inadecuación de los mecanismos de protección de las menores en atención a su altura procede la revocación de la concurrencia culposa que se apreció en la instancia
No acreditada la posible influencia de la no utilización por la niña de 7 años lesionada en el accidente del sistema de retención infantil, no procede minoración de la indemnización por concurrencia de culpas
La falta del uso del sistema de retención infantil hará mantener la minoración de la indemnización por lesiones en el porcentaje fijado en la instancia
Triángulos
El abandono del vehículo accidentado ocupando dos carriles de la vía, sin señal que indicase que estaba averiado, pone en peligro la seguridad del resto de personas constituyendo un delito contra la seguridad vial
La detención del auto taxi en el carril de circulación de una vía rápida sin causa de fuerza mayor, y la falta de señalización del vehículo averiado permiten afirmar la concurrencia culposa de la colisión por alcance
La no retirada de los restos o la posición del vehículo, en el carril de aceleración, o no colocar la señalización de avería no son las razones del segundo siniestro, quedando absuelto del delito de originar un grave riesgo para la circulación
Ante la falta de certeza de que el camión estuviese señalizado y ante la prueba plena de que ocupaba anómalamente parte del carril derecho, era de noche y el triángulo se colocó a 35 metros, procede el porcentaje de culpa fijado en el 70 por ciento
Aunque el vehículo accidentado no había puesto los triángulos, la conductora demandada no adecuó la velocidad a las condiciones de la vía debiendo responder de los daños del siniestro que provocó
A pesar de la negligencia del camión que provocó el siniestro, se atribuye también la concurrencia culposa a la conductora que no se acercó al arcén, y que no encendió las luces de emergencia, ni puso los triángulos indicando la inmovilización
Se establece una concurrencia de culpas del 30-70% entre el camión que estacionó en el arcén sin señalizar con los triángulos, y el camión que colisionó contra él cuando no guardaba la distancia de seguridad con el vehículo anterior
Se absuelve de una falta de negligencia con resultado de muerte, pues cumplió las normas de circulación arrimando el vehículo a la derecha de la vía, poniendo luces, y cuando ponía los triángulos fue alcanzado por otro camión, falleciendo el conductor
Se considera hecho de circulación el que el conductor ponga los triángulos obligatorios tras avería, y por tanto su fallecimiento por atropello es por motivo de circulación, debiendo indemnizar la aseguradora

  El usuario / contraseña no es válido
  El usuario / contraseña no es válido