Precedentes a Filomena: Nieve y hielo en la carretera

Precedentes a Filomena: Nieve y hielo en la carretera

Autor: Departamento Jurídico de Sepín Tráfico

Publicación: 1 / 2021

ISBN: 978-84-1333-688-6

Editorial: SEPIN

Referencia: 6124

Precio: 19

+21% de IVA

AÑADIR AL CARRITO 

Acceso On·Line
Responsabilidad Civil
Responsabilidad de la concesionaria
La existencia de una alerta previa meteorológica por nieve y la testifical que indica que no había sal en la calzada, no pueden exonerar a la concesionaria de la responsabilidad por un supuesto de fuerza mayor al ser previsible
La conservación de la calzada entra dentro de los parámetros permisibles no pudiendo estimar que existe responsabilidad patrimonial de la administración, en supuesto de accidente causado por placa de hielo
Al existir placas de nieve en la calzada y estando previstas incidencias meteorológicas para el día en el que se produjo el accidente, deberá responder la concesionaria, sin que se haya acreditado una conducción negligente
Falta de previsión, de medios materiales y humanos, y de información para evitar que cientos de vehículos quedaran atrapados en la autopista por un temporal de nieve
Culpa del conductor
El accidente sobreviene por la culpa exclusiva del conductor que cuando se disponía a efectuar un giro a la izquierda y debido al hielo existente en la calzada, no pudo concluir la maniobra quedando su vehículo cruzado
De la prueba testifical y documental consistente en el atestado de la Guardia Civil, no queda acreditado que el demandado tuviese la culpa de la colisión del actor contra su vehículo, pues éste iba más rápido de lo debido al haber nieve en la vía
El siniestro vino provocado por el demandado que excedió su velocidad siendo previsible el accidente y no por causa de fuerza mayor o caso fortuito al existir nieve en la calzada tal como refleja el atestado
Concurrencia de culpas
En una colisión múltiple por alcance ocurrida con nieve y hielo en la carretera se estima concurrencia de culpas de todos los conductores implicados en el accidente
Responsabilidad de la Comunidad de Propietarios
La comunidad debe reparar los daños ocasionados al vehículo por el desprendimiento de la nieve del tejado al no acreditarse que exista fuerza mayor
La comunidad de propietarios del lugar donde cayó el árbol no responderá de los daños que ocasionó al vehículo ya que obedeció a un caso de fuerza mayor por el fuerte temporal de nieve de la zona
Responsabilidad del arrendatario
Responsabilidad del arrendatario y no del propietario por la caída de nieve y restos del tejado sobre el vehículo aparcado
Responsabilidad patrimonial
Funcionamiento anormal
La prueba testifical y la falta de prueba de la Administración de la adopción de las diligencias debidas de conservación de la calzada, en una zona de montaña en época invernal con hielo, confirman que deberá responder del siniestro
Culpa exclusiva de la víctima
Las pruebas testificales y el atestado de los agentes ratifican que la Administración adopto con la diligencia debida todas las medidas necesarias, siendo el camión el que no iba provisto de cadenas en los neumáticos para conducir sobre hielo
A pesar de la falta de señalización de aguanieve, riesgo evidente y habitual en la zona, fue el exceso de velocidad la causa del siniestro, por lo que no puede imputarse a la Administración daño alguno, al faltar el nexo causal
La existencia de placas de hielo en la calzada no dará lugar a la responsabilidad patrimonial de la Administración pues el accidente de autos es responsabilidad del conductor que debió adecuar su conducción a las circunstancias meteorológicas
La falta de adecuación de la velocidad del vehículo siniestrado a las condiciones de la vía en donde había una capa de nieve, tal como muestra el atestado, provocó el siniestro no debiendo responder la Administración por funcionamiento anormal
Los daños producidos no tienen causa en el funcionamiento del servicio, la carretera contaba con la señalización vertical indicativa de peligro por firme deslizante por hielo o nieve, sino en la velocidad inadecuada y elevada tasa de alcohol
Responsabilidad de la empresa concesionaria
Se reconoce la responsabilidad patrimonial de la concesionaria: existe prueba completa del daño sufrido en el vehículo a través del informe policial y las fotografías, y un vecino vio al conductor de la máquina arrojar nieve sobre el coche aparcado
Concurrencia de culpas
La falta de diligencia del conductor que circulaba por la vía con hielo y sin las luces debidas, además del mal funcionamiento de la Administración en el esparcido de sal o de la comprobación de la vía determinan la concurrencia de culpas
Exoneración de responsabilidad
No existe nexo causal entre el fallecimiento y la actuación de la administración, ya que la vía fue debidamente señalizada y provista de sal, además de llevarse a cabo las pertinentes vigilancias de la zona afectada
Ante la alerta por el temporal de nieve y bajas temperaturas, se tomaron todas las medidas necesarias y se activaron los protocolos, cerrando accesos, señalizando de forma excepcional con paneles y tratando la vía con salmuera
La carretera comarcal donde se produjo el accidente por la existencia de hielo en la calzada no podrá atribuirse al funcionamiento anormal de la Administración, al no poder exigirse una pronta intervención como en una carretera de la red principal
No hay responsabilidad de la Administración por el siniestro ocurrido por la pérdida de control del vehículo por una placa de hielo, habiéndose revisado dos horas antes la vía, y siendo una vía en los Pirineos donde es normal la presencia de hielo
La Administración no responderá de las placas de hielo en la calzada y del siniestro provocado en las pistas forestales, aunque estén asfaltadas al no incumplir el deber de conservación por un suceso normal en la época de este
No es culpable la Administración del accidente vial ocurrido a causa del hielo en la calzada pues se observaron las medidas de seguridad adecuadas, poniéndose en marcha el dispositivo de emergencia por las abundantes precipitaciones
Responsabilidad derivada de ílicito penal
Homicidio imprudente
El conductor que divisó el accidente previo y que mantuvo una velocidad adecuada a las condiciones de la vía en la que había hielo y nieve no resulta responsable de la falta de homicidio imprudente
Atropello
Si bien el conductor del vehículo es el culpable por conducir sin la debida diligencia, máxime en un día especialmente peligroso por la nieve que caía, el peatón estaba fuera de la acera sin motivo por lo que se descontará un 30% de la indemnización

Aunque todavía es pronto para evaluar todos los daños causados por Filomena, el estudio de situaciones precedentes, parecidas, pero no asimilables, pues no hay constancia historica de una nevada tan abundante, seguida de una ola de frio que ha convertido la nieve en hielo, puede ayudar a ir delimitando las posibles responsabilidades. Por ello, se ha realizado una recopilacion de la jurisprudencia tanto civil, como administrativa e incluso penal, relacionada con el ámbito de la circulación y los daños en vehículos por causa de nieve o hielo, esperando que sea de utilidad para futuras reclamaciones.


  El usuario / contraseña no es válido
  El usuario / contraseña no es válido