Filomena y su cobertura por el seguro del hogar: cláusulas, riesgos incluidos y fuerza mayor

Filomena y su cobertura por el seguro del hogar: cláusulas, riesgos incluidos y fuerza mayor

Autor: Departamento Jurídico de Sepín Responsabilidad Civil y Seguro

Publicación: 1 / 2021

ISBN: 978-84-1333-694-7

Editorial: SEPIN

Referencia: 6132

Precio: 20

+21% de IVA

AÑADIR AL CARRITO 

Acceso On·Line
¿Debe responder el Seguro?
Es la aseguradora la que debe cubrir el siniestro pues no consta que haya tenido lugar una tempestad ciclónica atípica o lluvias extraordinarios cubiertas por el Consorcio de Compensación de Seguros
Se acreditan pues que los daños, estando dentro del siniestro cubierto por la póliza de seguro, son causados por el fenómeno meteorológico
Un simple temporal de nieve no es fenómeno extraordinario que obligue al Consorcio a cubrir el siniestro debiendo hacerlo la aseguradora
Sin límites en el condicionado por daños provocados por lluvia, pedrisco, viento o nieve, se pagara la totalidad de lo dañado
Tipos de cláusulas
Limitativas
La exclusión de los daños causados en los bienes del jardín por lluvia, viento, pedrisco o nieve que si se encuentran cubiertos en otro apartado es cláusula limitativa no aceptada expresamente
La cláusula que excluye la cobertura de los daños a la cubierta derivados de defecto o falta de mantenimiento es una cláusula limitativa y no delimitadora del riesgo
No se destacan las exclusiones referidas a la intensidad de la lluvia y del viento, o que dichos fenómenos tuvieran que afectar a varios edificios de buena construcción, por lo que se deben asumir las coberturas por la aseguradora
La cláusula que excluye los daños por congelación cuando la vivienda está deshabitada es limitativa y sin aceptación expresa por lo que la aseguradora debe indemnizar
Falta de aceptación expresa de las condiciones generales del seguro que excluía los daños por rayo se interpreta en contra de la aseguradora \ El cierre de la llave de paso del agua no hubiera evitado la congelación y rotura de la tubería provocando las humedades, y este incumplimiento conllevaría la reducción de la indemnización, pero al ser cláusula limitativa no es aplicable
Delimitadoras
Limitada la cobertura a los daños por entrada de agua por fenómenos atmosféricos se cubre por la cantidad máxima de 300 euros por daños al continente
El riesgo por fenómenos atmosféricos está perfectamente definido incluyendo los anormales en su intensidad o bien expresamente indicados, excluyendo los que se refieren a deficiencias de que adolezca el inmueble
La cláusula que limita la cobertura general de fenómenos atmosféricos no consta que haya sido aceptada individualmente y que no cumple la exigencia de la doble firma por lo que se considera abusiva
El riesgo de viento superior a los 80 Km/hora es cláusula delimitadora y no se prueba que se diera el mismo
Sorpresivas
No es objeto de cobertura los daños por el viento, que pueden cubrirse por el Consorcio; ya que las exigencias del art. 3 LCS no son aplicables a estipulaciones excluyentes de riesgos extraordinarios
La aseguradora debe cubrir los daños por fenómenos climatológicos pues hubo falta de aceptación expresa ya que la mera referencia en las condiciones generales a una limitación de la cobertura no es suficiente para que produzca efectos
Es una cláusula sorpresiva excluir los daños producidos en las plantas y árboles cuando que se genera en el asegurado la confianza en los bienes asegurados se incluyen el arbolado y los jardines
Parte de los daños reclamados a la aseguradora son consecuencia del temporal cubiertos por el seguro del hogar
Fuerza mayor
La tormenta fue intensa, pero no extraordinaria para considerar la fuerza mayor que pueda determinar la exención de responsabilidad del propietario del árbol que cayó sobre el vehículo
La tormenta ciclónica atípica, que provocó la caída de los tres árboles, afectó a multitud de poblaciones de la comarca del Vallés Oriental, lo que supone un supuesto de fuerza mayor con la exoneración de responsabilidad del propietario
La comunidad debe reparar los daños ocasionados al vehículo por el desprendimiento de la nieve del tejado al no acreditarse que exista fuerza mayor
Los chopos fueron arrancados por el vendaval que se produjo, por lo que concurre fuerza mayor que exonera al propietario
Acreditándose la corrección de las obras de la cubierta de la que se desprende el elemento que causa los daños, no hay responsabilidad extracontractual de la dueña del inmueble al existir causas de fuerza mayor por circunstancias meteorológicoas
Aun cuando todo riesgo consorciable puede considerarse constitutivo de fuerza mayor, también ciertos riesgos no consorciables lo son, por resultar imprevisibles e inevitables
Actos propios
Actos propios de la aseguradora que actuó como si el riesgo " Viento, Pedrisco o nieve " incluía sin lugar a dudas los daños provocados por la lluvia, como los acecidos en el siniestro
Medios y carga de la prueba
Se acredita que se cumplen las condiciones para que el seguro del hogar cubra ya que la velocidad del viento el día del siniestro fue superior a la fijada en la póliza
No se acredita mediante informes oficiales que los vientos que provocaron que la cubierta de pizarra se levantará fueran anormales y por tanto cubiertos por el seguro
La aseguradora que niega la cobertura debe probar que la velocidad del viento no superó la velocidad de los 84 km/h en la finca
Se acreditan la existencia de los objetos asegurados por la entidad asegurada que inmediatamente dio cuenta del siniestro, a través de la mediadora de seguros, sin que el perito hiciera objeción alguna a los daños que se presentaron
No existe prueba que permita concluir que la causa de los daños en el muro fuera exclusivamente por la acción del mar por lo que al recaer la carga de la prueba en la aseguradora esta debe cubrir el siniestro
Se cubrirán los daños derivados de fenómenos meteorológicos, acreditados mediante certificado, pero no los que se deriven de defectos o falta de mantenimiento y conservación de los bienes asegurados
Coberturas
Caída de arbolado o nieve
No hay responsabilidad del propietario pues el árbol cae por los vientos extraordinarios y sin derecho a indemnización por el Consorcio de Compensación de Seguros al no tener seguro del hogar
La tormenta fue intensa, pero no extraordinaria para considerar la fuerza mayor que pueda determinar la exención de responsabilidad del propietario del árbol que cayó sobre el vehículo
Responde la compañía eléctrica ya que si hubiera mantenido la zona de protección y seguridad lo suficientemente limpia y con la suficiente anchura, ningún árbol caído por la acción de un tercero o de la naturaleza, habría provocado los daños
Las señales colocadas por el Ayuntamiento en las entradas a esta localidad, indicativas del peligro que supone aparcar bajo los tejados, excluyen de responsabilidad a la propietaria del edificio de cuyo tejado se desprendió la nieve
La comunidad debe reparar los daños ocasionados al vehículo por el desprendimiento de la nieve del tejado al no acreditarse que exista fuerza mayor
Pese a la excepcionalidad de la nevada, la misma no fue la causa determinante ni exclusiva de la caída de los árboles, que podría haberse evitado con su poda
Responsabilidad del arrendatario y no del propietario por la caída de nieve y restos del tejado sobre el vehículo aparcado
La comunidad de propietarios del lugar donde cayó el árbol no responderá de los daños que ocasionó al vehículo ya que obedeció a un caso de fuerza mayor por el fuerte temporal de nieve de la zona
No es exigible a la propiedad la limpieza de la nieve del tejado cuando el fenómeno atmosférico continúa, ni que advierta del peligro de aparcar debajo al ser vía pública
Daños ocasionados a un vehículo a consecuencia de la caída de nieve desde el inmueble, responsabilidad de la comunidad
Los daños producidos por la nieve caída desde el tejado no se deben a un caso fortuito, responsabilidad de la comunidad de propietarios y de la aseguradora
Responsabilidad de la Comunidad por daños causados por nieve caída desde el tejado del edificio sobre vehículo aparcado
Responsabilidad de la Comunidad por la caída de elementos desde el inmueble que causan daños a un vehículo
Siniestro atribuible al dueño de la vivienda al no existir señal prohibiendo aparcar ni de precaución por nieve
Caída de nieve de los tejados de la Comunidad sobre un vehículo estacionado en lugar no señalado
Congelación de conducciones
La caída de copiosa nevada el día de autos integra un supuesto de fuerza mayor, ya que se trató de un fenómeno atmosférico extraordinario, que libera de responsabilidad a la compañía eléctrica
No se aporta la póliza donde consta que los daños por agua están excluidos de cobertura por congelación de tuberías
Desplome de estructuras
El dueño de una nave donde se crían aves pretende ser indemnizado por la caída de la cubierta de la nave motivada por una nevada y aunque el comportamiento de la aseguradora resultara confuso, se rechaza que lo sucedido se encuentre cubierto dado que la nevada no fue anormal
El muro derribado por el agua entraba dentro de la cobertura del seguro pues no hubo falta de mantenimiento y el asegurador no ha aportado el ejemplar de las condiciones generales firmado por el tomador o asegurado
La caída de nieve en exceso supuso un peso excesivo, pero la estructura de la nave estaba debilitada, y ello condujo a su derrumbe por lo que debe atribuirse a cada causa una incidencia del 50% en la producción del siniestro
No se acredita la propiedad del inmueble que sufrió los daños por el deslizamiento de la nieve acumulada en la cubierta de la nave de la colindante
El siniestro por derrumbamiento de la estructura por el peso de la nieve en la cubierta no está cubierto por el seguro al obedecer a defectos de construcción
Se interpreta según el condicionada que si el daño al muro se produce por la acción de la lluvia, viento, pedrisco o nieve quedaba incluida la cobertura, pero si se producía por la acción de las olas quedaba excluida
El deterioro del muro, en conjunto con las inclemencias del tiempo, provoca su derrumbe sin responsabilidades ni indemnizaciones posibles
Lucro cesante
La paralización de la empresa fue debida a un corte eléctrico y no a un fenómeno atmosférico por lo que no estaba incluido en la cobertura del seguro multirriesgo
Cabe el lucro cesante de la renta del apartamento afectado con las filtraciones al tener que realojar a los inquilinos
Daños propios en jardines y arboles
Fue el propio perito de la aseguradora quien, dentro del expediente abierto al efecto, consideró que los daños en los árboles estaban cubiertos por la garantía de fenómenos atmosféricos, proponiendo a la compañía su pago
Cortes del suministro eléctrico
La tormenta pudo provocar en distintos sitios de la ciudad cortes y rearmes automáticos que pudieron dar lugar a picos de tensión que produjeron los daños reclamados por la aseguradora subrogada y de los que responde la empresa de electricidad
La caída de copiosa nevada el día de autos integra un supuesto de fuerza mayor, ya que se trató de un fenómeno atmosférico extraordinario, que libera de responsabilidad a la compañía eléctrica
El corte del suministro eléctrico en el hotel a consecuencia de una intensa nevada es causa mayor que exonera de responsabilidad a la empresa suministradora
Filtraciones o humedades
Limitada la cobertura a los daños por entrada de agua por fenómenos atmosféricos se cubre por la cantidad máxima de 300 euros por daños al continente
Se ha acreditado la causa o el origen de los daños por agua, y la concurrencia efectiva de los desperfectos sin que la aseguradora pruebe el dolo que la excluya de responsabilidad debiendo asumir el siniestro
A tenor del contrato, el menoscabo producido en el canalón de desagüe situado en el exterior del edificio produjo los daños, lo que conlleva el 100% de la cobertura
El carácter de elemento común del tejado del que provienen las filtraciones causantes de los daños hace que la Comunidad sea la responsable
Las filtraciones se produjeron por una copiosa nevada y una sucesión de condiciones atmosféricas desfavorables sin que deba responder la Comunidad de propietarios
Resbalones por el hielo
EL daño producido por la caída por resbalar con una placa de hielo entra dentro como riesgo general de la vida, sin que sea responsabilidad de la Comunidad
No se puede exigir un buen mantenimiento de una zona exterior, abierta al campo, que resulta mojada por un fenómeno atmosférico por lo que la caída de la menor durante el juego fue accidental
La comunidad es responsable de la caída del propietario en el portal, pues estando mojado el suelo, no se ha probado existencia de cartel de aviso, además se ha acreditado que los escalones estaban helados y que la caída no se debió a distracción
Accidentes fuera del hogar
La póliza suscrita no limita los accidentes a los ocurridos sólo en el hogar

El Consorcio no va a hacerse cargo de los daños por Filomena, pues, al no estar incluidas las nevadas intensas en la lista de fenómenos atmosféricos extraordinarios, que entiende cerrada, lo excluye. Entonces, si el Consorcio no cubre, ¿va a hacerlo el seguro multirriesgo del hogar o del edificio? Se recogen en esta edición, a partir de anteriores fenómenos atmosféricos similares, los criterios jurisprudenciales a favor de esta postura, así como la diferencia entre cláusula delimitadora, limitativa y sorpresiva; el tratamiento de la fuerza mayor como causa de exclusión, los medios y carga de la prueba y los actos propios. Sin olvidar las coberturas, que, en casos similares, regularmente están incluidas, como: la caída de arbolado o nieve sobre vehículos, la congelación de tuberías y otros aparatos, las filtraciones o humedades, los daños propios en jardines, los resbalones por hielo, el lucro cesante, los cortes de luz, etc.


  El usuario / contraseña no es válido
  El usuario / contraseña no es válido