La pensión alimenticia en las resoluciones del TSJ de Cataluña

La pensión alimenticia en las resoluciones del TSJ de Cataluña

Autor: Departamento Jurídico de Sepín Familia y Sucesiones

Publicación: 2 / 2021

ISBN: 978-84-1333-725-8

Editorial: SEPIN

Referencia: 6270

Precio: 24

+21% de IVA

AÑADIR AL CARRITO 

Acceso On·Line

Siguen siendo frecuentes los litigios en materia de pensión alimenticia, tanto para los hijos menores, como para las mayores de edad o con alguna discapacidad, por lo que es de máximo interés este estudio de Jurisprudencia con las mejores resoluciones del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. Del extenso índice podemos destacar que estamos ante un deber incluido en la responsabilidad parental, qué puede haber existido pacto de los progenitores, el respeto al principio de proporcionalidad, qué valorar en la determinación de la cuantía; los casos de custodia compartida o de separación de hermanos; las circunstancias de los hijos mayores de edad o con discapacidad; el tema clave de su eficacia; y, respecto a la modificación de medidas de nuevo la eficacia, su aumento, reducción o extinción. Finalmente, pero no menos importante, el TSJ se ha pronunciado sobre la incongruencia, la motivación y la práctica de la prueba de las sentencias de la Audiencias; así como las causa de inadmisión del Recurso de casación.


Deber incluido en la responsabilidad parental
El ejercicio de responsabilidades parentales supone el ejercicio de los deberes que forman parte del contenido de la potestad parental, y algunas puedan extenderse más allá, como el deber de prestar alimentos
La guarda se asocia a los deberes de la convivencia y supone atender al cuidado de los menores o mayores con prórroga de la potestad parental lo que implica sufragar directamente los gastos que todo ello comporte
La resolución no comporta una refformatio in peius para el padre, pues las pensiones alimenticias para los menores no están regidas por un principio dispositivo, ante el prevalente interés de los menores
Siguiendo la doctrina del TSJ y el art. 236-17 CCC los progenitores en virtud de sus responsabilidades parentales, deben cuidar de los hijos, prestarles alimentos en sentido amplio, convivir con ellos, educarlos y darles una formación integral
Los obligados a la prestación de alimentos son los progenitores y se incluye el deber de cuidarlos, de convivir con ellos, de educarlos y de proporcionarles todo lo necesario para su sustento, vivienda, vestido, asistencia médica y educación
Pactos de los progenitores /alimentos convencionales
Incoherencia interna de la sentencia que por un lado se acoge a los pactos para resolver sobre la pensión alimenticia sin ver si son acordes al interés de los menores y por otro se aparta de ellos sin examinar los gastos extraordinarios
La sala decidió que lo pactado y aprobado en medidas previas y luego en coetáneas debía ser ratificado sin tener presente ni el carácter no vinculante del pacto alimenticio, ni el preferente interés de los menores. Se estima el recurso de casación
La sentencia califica la pensión acordada como alimentos de carácter convencional, lo que debe ser admitido por la Sala si esta consideración no se recurre o resulta arbitrario
Los alimentos convencionales se rigen por lo pactado y subsidiariamente por los arts. 237-1 y ss CCC. Su extinción se producirá por fallecimiento de las partes, reducción de las rentas del obligado o mejora de las condiciones de vida del alimentado
Desestimación de la casación. No es posible infringir el art. 1281 CC, que obliga estar a la literalidad de las cláusulas y a la vez el 1282, sólo se acudirá a otros medios de interpretación, sin con el literal no se conoce la voluntad de las partes
Aplicación supletoria del CCC en el caso de los alimentos convencionales: son oponibles las causas legales de reducción o de extinción del art. 237-13, aunque no estuviesen contempladas en el contrato
Cuando han sido los cónyuges los que pactan, con conocimiento de las necesidades de los menores y de las posibilidades de ambos, unas determinadas soluciones, lo pactado debe mantenerse hasta que se modifiquen significativamente las circunstancias
Relación con la atribución del uso de la vivienda
Para la contribución del padre a las necesidades alimenticias de sus hijos en el capítulo de la vivienda, se fija la cuantía de 1000 €, y cubrir así parte del gasto que tiene la madre para atender las necesidades habitacionales
El padre recurrente ni ha ofrecido incrementar la pensión alimenticia de 200€ para sostener las necesidades habitacionales de la menor, ni la madre puede soportarlas con sus ingresos y sin ninguna otra propiedad
Se mantiene la atribución del uso de la vivienda a favor de la madre hasta su venta, lo que se podrá considerar como modificación de las circunstancias y, en su caso, aumentar la prestación alimenticia
La extinción de la atribución de la vivienda habitual no excluye, sino todo lo contrario, que se establezca una prestación sustitutoria por los gastos habitacionales
Si la vivienda cuyo uso se atribuye para atender la obligación de procurarles un alojamiento adecuado pertenece en todo o en parte al progenitor que no la disfruta, se ponderará como contribución en especie para la fijación de los alimentos
Si se excluye al progenitor custodio del uso de la vivienda familiar, se modificará la aportación de cada uno de los progenitores a los alimentos de los hijos menores en la proporción que corresponda
La liberalización del uso de la vivienda familiar, propiedad del progenitor, le supone un incremento patrimonial que tendrá su reflejo en el reajuste de la pensión alimenticia que se elevará en 100€ mensuales más por hijo
Respeto al principio de proporcionalidad
El impago de la pensión alimenticia decidida judicialmente tiene consecuencias jurídicas, incluso penales, por lo que los tribunales deben ajustarse a la ley y valorar las necesidades de los hijos y las posibilidades reales de los obligados
Casación de la sentencia por haber sido vulnerado el principio de proporcionalidad del art. 237-9.1 CCC, y fijación de la pensión alimenticia en 50 €, con efectos desde esta resolución
El impago de la pensión alimenticia decidida judicialmente tiene consecuencias jurídicas, incluso penales, por lo que los tribunales deben ajustarse a la ley y valorar las necesidades de los hijos y las posibilidades reales de los obligados
Se ha preservado el principio de proporcionalidad al fijar la pensión alimenticia de la hija en 600 €, sus necesidades mensuales son de unos 1.000 €, el padre atiende los gastos de vivienda y la madre trabaja, por lo que también puede contribuir
Declarada la nulidad parcial de la sentencia respecto a la pensión alimenticia, la Sala debe fundamentar el criterio de proporcionalidad y la distribución entre los progenitores y la cuantía para cada hija menor y para la mayor no independiente
No se vulnera el principio de proporcionalidad con el mantenimiento de la atribución alimenticia para la menor aunque la madre conviva con tercera persona, de la cual no se conocen los ingresos ni que la diferencia de patrimonios
Es proporcional la pensión alimenticia de 300 € al mes para la hija, al no acreditarse sus gastos se entiende que son los habituales de su edad, asiste a una escuela pública y la madre también tiene la obligación de contribuir a sus gastos
Se casa la sentencia en cuanto a la determinación de la pensión alimenticia pues no ha respetado el criterio de proporcionalidad entre los ingresos de los obligados
Si las personas que han de prestar los alimentos son más de una la obligación debe distribuirse entre ellas en proporción a sus recursos económicos y posibilidades
Es congruente la sentencia que reduce la pensión de alimentos en proporción distinta a la reducción de ingresos del marido porque tiene en cuenta otros factores y no se pronuncia sobre las cargas familiares de la vivienda familiar
La cuantía de los alimentos se calcula en función de las necesidades de los hijos y de los recursos de los obligados, siendo la distribución proporcional a dichos recursos y en principio se pagará por mensualidades adelantadas
Para fijar la distribución proporcional de los alimentos se tendrá en cuenta el tiempo de estancias de los menores con cada progenitor
La determinación de la cuantía de los alimentos no es necesariamente aritmética, es facultad exclusiva del tribunal de instancia, salvo razonamiento ilógico, y atenderá a la regla de proporcionalidad y al binomimino necesidad-proporcionalidad
No es posible mantener la sentencia del Juzgado respecto a la cuantía de la pensión alimenticia, siendo proporcionada la contribución paterna de 1.050 euros al mes para los dos hijos, que se devengará desde la fecha de esta resolución
Infracción del principio de proporcionalidad al fijar los alimentos a cargo del padre en una cuantía superior incluyendo el gasto de vivienda del hijo, pues la madre también está obligada a contribuir a dicho gasto
Determinación de la cuantía
Valoración de los gastos y necesidades de los hijos
La pensión alimenticia será de 375€ al mes, teniendo en cuenta las necesidades del menor y los gastos extraordinarios se pagarán por mitad
En concepto de alimentos el padre entregará a la madre 200€ al mes, incluyendo el coste de la guardería y los gastos extraordinarios serán por mitad
No existe arbitrariedad de la Sala al fijar la contribución del padre de 550 € al mes para subvenir a los alimentos de su hija, atendidos sus ingresos, máxime cuando las estancias del padre con la menor serán ahora menos frecuentes
Valoración de los ingresos de ambos progenitores
Teniendo en cuenta los ingresos de los progenitores, que los gastos universitarios y de colegio son pagados por el padre, el resto de gastos y la atribución del uso de la vivienda a la madre, la pensión alimenticia será de 400€ al mes para cada hijo
La Audiencia interpreta razonablemente la asignación de los 400 euros mensuales como un complemento de alimentos de la hija y el hecho de que además se haya pactado una pensión de alimentos por otros 100 euros, atendidos los escasos ingresos de la madre
En la valoración de las capacidades económicas de los progenitores debe tenerse en cuenta sus ingresos, más el valor de la vivienda, para lo que se tiene en cuenta el alquiler que puede obtenerse, menos el importe de la hipoteca pendiente
Valoración de la capacidad económica del alimentista
Todo tipo de ingresos en forma de ayudas que reciban los obligados a prestar alimentos o el propio alimentista por razón de su discapacidad, sea para reducir o aumentar la prestación de alimentos, computan a efectos de fijar su cuantía
Se confirma la reducción de la pensión alimenticia a cargo de la madre a 100€ para cada uno de los hijos, pues sólo percibe el subsidio de 426 € y también debe pagar la mitad de la hipoteca, lo que se computa en la prestación de alimentos
Resulta adecuada la cuantía de alimentos que debe atender el padre de 1.540€, que corresponde a un 70% de los mismos, pues sus ingresos y patrimonio son superiores a los de la madre
Estimación del recurso extraordinario por infracción procesal pues el error de la Audiencia al considerar determinados ingresos adicionales fue un elemento esencial del fallo lo que incide en la vulneración del principio de tutela judicial efectiva
Mínimo vital
El recurrente ofreció pagar 50€ en concepto de pensión alimenticia, por lo que no está en la más absoluta pobreza, pero no cabe imponerle una cantidad que no vaya a poder satisfacer, ante sus ingresos y que tiene otros hijos menores
El reparto entre los cónyuges para cumplir con el deber de alimentos a los hijos menores de edad presenta un mínimo vital y su contenido se establece en el art. 237-1 CCC
Temporalidad
No se asume la tesis de limitar temporalmente la pensión alimenticia de los hijos menores de edad, para poder hacerlo en función de proyecciones económicas de mejora futuras de uno de los progenitores no podrá tratarse de una situación eventual
Actualización
Las pensiones alimenticias se incrementarán anualmente con el IPC de Cataluña, y su pago se establece a partir de la sentencia de segunda instancia cuando se produce el cambio de guarda de una de las menores
La pensión alimenticia se actualizará cada año en base al IPC y no en base al sistema alternativo de que la madre presente un presupuesto al inicio del curso escolar porque la ley no lo prevé así
La pensión alimenticia se actualizarán anualmente conforme al IPC que fije el organismo oficial competente de Alemania, donde residen los menores
La pensión alimenticia se incrementada anualmente conforme a IPC de Cataluña
En custodia compartida
Carácter imperativo
En guarda compartida no cesa la obligación de alimentos en función de las necesidades del menor o menores y posibilidades de los padres
La obligación de contribuir a los alimentos se mantiene pese a la coparentalidad y la concesión de la guarda compartida
La forma de ejercer la guarda de los menores no altera el contenido de la obligación de alimentos, aunque se pondere el tiempo de permanencia con cada progenitor y los gastos que cada uno haya asumido pagar directamente
Con el escueto razonamiento de la sentencia parece que la supresión de la pensión alimenticia es consecuencia automática de la custodia compartida, sin embargo ni en estos supuestos se puede dejar de resolver lo que proceda sobre los alimentos
Proporcionalidad
Pensión alimenticia: Se ha partido de un error notorio pues los ingresos netos del padre son superiores, pero debe tenerse en cuenta la doble imposición y la atribución de la vivienda; la cuantía de 500€ para ambas hijas es proporcional
Siendo el único punto de discusión respecto al principio de proporcionalidad los ingresos de ambos obligados, deben tenerse en cuenta no sólo los ingresos provenientes del trabajo sino también los que emanan del patrimonio
Cuantía
Es adecuada la pensión alimenticia a cargo del padre de 150 al mes para cada hijo, aunque la custodia sea compartida, pues sus ingresos son casi el doble que los de la madre y dispone de patrimonio
Pensión alimenticia de 500 €, aunque las estancias no sean simétricas; el padre abonará además el seguro privado y se incrementará conforme al IPC de Cataluña. El pago será desde el establecimiento de la guarda y custodia compartida
Ante los ingresos de cada progenitor, 700 € el padre y 1400 la madre, y los gastos de los menores es razonable que cada uno pague los gastos cuando los tenga en su compañía y abran una cuenta común en la que domiciliar los gastos escolares
Se calculan correctamente los gastos mensuales de la menor teniendo en cuenta la información aportada en autos y que ascienden a 1139 euros
Ante las necesidades de la menor y ser la custodia compartida el padre pagará 750 € en concepto de alimentos; se incrementará anualmente y es exigible desde la notificación de esta sentencia; no procede devolver las sumas percibidas anteriormente
Se confirma la pensión alimenticia pues se adecúa a la capacidad patrimonial de ambos progenitores, siendo mayor la del padre, y a las necesidades de los hijos; el ejercicio de la guarda de no altera el contenido de la obligación de alimentos
Reducción de la pensión alimenticia a cargo del padre a 600€, 200 por cada hija: aumento del tiempo de estancias, disminución de sus ingresos, aumento de los de la madre y contribución a los alimentos con la cesión del uso de la vivienda familiar
El incremento de las posibilidades económicas de la madre no le permite por ahora que se haga cargo de los alimentos de los menores cuando están ella, por lo que no puede dejarse sin efecto la pensión pactada en el convenio de 535€ a al mes por hijo
Forma de pago
Para el pago de los alimentos se abrirá una cuenta común en la que se domiciliarán los recibos de la mutua médica y los gastos escolares y extraescolares; contribución al 50% tanto de los gastos ordinarios como de los extraordinarios
Cada progenitor ingresará en una cuenta 300€ para atender los gastos ordinarios derivados del vestido, mutua médica, no cubiertos por la Seguridad Social, los gastos escolares ordinarios y los extraescolares
En un sistema de custodia compartida no hay un progenitor administrador de los gastos; la sentencia no debió rechazar sin motivación de la pretensión de que el padre realizara los pagos directamente
Separación de hermanos
Teniendo en cuenta los ingresos de ambos progenitores, muy superiores los del padre y los gastos de 2000€ de las hijas, él abonará a la madre 650€ por los alimentos de la menor que está bajo su guarda y ella 125 por cada una de la otras dos hijas
La madre pagará 140€ como alimentos a la hija que sigue bajo la custodia del padre y este pagará 250€ a la hija que convive con la madre, que es la misma cantidad que asumía cuando estaba bajo su cargo
Hijos mayores de edad
Fundamento
Se estima parcialmente el recurso extraordinario de infracción procesal, pues la sentencia recurrida no recogió, en toda su extensión, y con las debidas precisiones, el rendimiento de la formación académica de la hija que actualmente tiene 23 años
Los alimentos de origen familiar, entre los que están los de los hijos mayores de edad, incluyen su mantenimiento, habitación, vestido y asistencia médica, los gastos de formación con rendimiento regular
Es exigible a un hijo mayor de edad el aprovechamiento de sus estudios, o un rendimiento regular, art. 237-1 CCC, y una vez finalizados se presume una capacidad laboral, sin que sea aceptable una desidia en acudir al mercado laboral
El fundamento y el contenido de los alimentos varían en función de si el hijo es menor o mayor de edad, así en el primer caso comprende los alimentos en el sentido más amplio y en el segundo ha de acreditarse la necesidad del acreedor
La sentencia declara que no consta la existencia de unas necesidades del hijo que pudieran justificar el establecimiento o mantenimiento de la pensión de alimentos, por lo que deviene artificiosa toda reclamación de alimentos sobre la base de esa
Obligación de comunicar al alimentante el cambio de circunstancias
Tiene plena operatividad la obligación legal del alimentado de comunicar a sus padres las modificaciones de circunstancias que determinen la reducción o la supresión de los alimentos
Relación con la atribución del uso de la vivienda
Si los hijos mayores de edad siguen precisando alimentos debe tenerse en cuenta la necesidad de habitación, pero no es obligatorio que se preste con una vivienda determinada, que impida desvincular su propiedad de la crisis familiar
Se mantiene la atribución el uso del domicilio como prestación alimenticia para la hija mayor de edad, pues el padre no ha ofrecido el incremento de la pensión para cubrir sus necesidades habitacionales que se siguen manteniendo a pesar de su edad
Hijos mayores de edad con discapacidad
No hay error en la valoración de la prueba pues la Sala valora las modificaciones en la situación económica de cada progenitor, las necesidades de la hija y, las ayudas públicas que ésta recibe como dependiente, así como las rentas de su apartamento
Todo tipo de ingresos en forma de ayudas que reciban los obligados a prestar alimentos o el propio alimentista por razón de su discapacidad, sea para reducir o aumentar la prestación de alimentos, computan a efectos de fijar su cuantía
El recurso parece oponerse a la legitimación del padre a reclamar la pensión alimenticia a la madre por no convivir con habitualmente con el hijo, pero aunque esté en una residencia durante toda la semana él es quien asume su guarda cuando sale
Que la residencia pudiera repetir el pago de los alimentos no limita el derecho de quien paga a reclamarle al otro progenitor la parte que le corresponda
El deber de abonar alimentos dura toda la vida y se ha de prestar en cuanto a los hijos menores o cuya capacidad ha sido modificada con prórroga de la potestad; no se dan en el caso los supuestos de extinción de la obligación del art. 237-13 CC
Conforme al art. 28 de la Convención sobre Derechos de Personas con Discapacidad las personas con discapacidad tienen derecho a un nivel de vida adecuado que incluye alimentación, vestido y vivienda adecuados
Es proporcional la pensión alimenticia de 400€ al mes a cargo de la madre: el padre sólo cuenta con la prestación del hijo de unos 500 €, la madre percibe más de 2500 euros y además del coste de la residencia él se encarga en exclusiva del hijo
La autoridad judicial decidirá sobre la guarda de los menores o mayores de edad con potestad prorrogada y la contribución de los alimentos por los progenitores, que vivan fuera del domicilio familiar no alera las funciones de la potestad parental
Doctrina de la Sala: en caso de ruptura de los progenitores no se extingue su obligación de alimentos de hijos mayores de edad con capacidad modificada y potestad parental prorrogada, aunque residan por voluntad de los padres en un centro
Se reconoce la legitimación de la madre y se confirma la pensión alimenticia a favor de hijo mayor de edad, con trastorno mental y, que convive con una tía, por una orden de alejamiento de la madre, por ser una situación que exige mayor protección
La determinación judicial de la pensión de alimentos ya se hizo teniendo en cuenta la mayoría de edad del hijo, que ahora tiene 24 años, está afectado de una disminución del 42%, sigue estudiando y no trabaja
Eficacia
Desde la sentencia que la dicta
Se anula la sentencia de apelación y se confirma la de 1ª Instancia y, acreditada la defunción del marido durante la casación, la obligación alimenticia producirá sus efectos desde que fue dictada hasta su fallecimiento
Desde la sentencia de apelación
La fijación de una pensión alimenticia en la sentencia de segunda instancia tiene efectos desde que se dicta y no de forma retroactiva, cuando en la de primera instancia se había fijado una pensión ajustada a la custodia compartida
Desde la sentencia del TSJ
Casación de la sentencia por haber sido vulnerado el principio de proporcionalidad del art. 237-9.1 CCC, y fijación de la pensión alimenticia en 50 €, con efectos desde esta resolución
Devolución
Se suprime la retroactividad de la pensión alimenticia, que el importe fijado en medidas provisionales sea superior al de la Audiencia no puede suponer la devolución de lo percibido
Fijación en medidas provisionales
Si se dictan medidas provisionales fijando pensión alimenticia tendrán efecto hasta que se dicte la sentencia de primera instancia cuyos pronunciamientos las sustituyen; si se apela no se paraliza la ejecutividad del pronunciamiento de la sentencia
No existe incongruencia extra petita, pues al haberse solicitado medidas provisionales junto con la demanda principal pidiendo alimentos, debe entenderse solicitados con efectos desde esa fecha, que coincide en el caso con la de la demanda principal
La sentencia de la Audiencia es correcta al retrotraer los efectos de la sentencia que fija los alimentos a la presentación de la demanda, como permite el art. 237-5 del CCC
Fijación en medidas coetáneas
Es correcto que el auto de aclaración de la sentencia de instancia diga que la fecha del pago de alimentos se fije desde la sentencia, en cambio el pago de los alimentos del auto de medidas coetáneas se retrotraerá a la presentación de la demanda
La sentencia recurrida que señala que el pago de los alimentos del auto de medidas coetáneas se satisfacen desde que se acuerdan por no haberse pedido su retroacción a la demanda, vulnera la cosa juzgada formal
Modificación de medidas
Valoración de la capacidad económica del obligado
Los cálculos que realiza la Audiencia sobre la capacidad económica del alimentante no se corresponden con el contenido de las documentos presentados; valoración errónea de la prueba que ha predeterminado la decisión sobre el fondo
La recurrente intentó la intentó la subsanación pretendiendo que en el cómputo de los ingresos del padre se incluyera la declaración de la renta de un ejercicio, lo que fue rechazado por la Audiencia
No hay modificación de las circunstancias: la evolución de los ingresos del alimentante en los 3 años analizados no revela una pérdida notable de capacidad económica, el descenso del primer año se revirtió al siguiente y en el tercero fue moderado
El recurrido pudo haber presentado en segunda instancia la declaración de la renta de un año más, lo que hubiera permitido al tribunal de apelación calibrar con mayor perspectiva temporal la tendencia al alza o a la baja de su nivel de ingresos
Variación del régimen de estancias
La sentencia impugnada entiende que la mera variación en el régimen de estancias del padre no es razón bastante para apreciar un cambio sustancial que justifique suprimir o reducir la pensión alimenticia establecida en el convenio
Efectos
Desde la demanda de modificación de medidas
La modificación de la pensión de la hija que ha pasado a vivir con la madre tiene efectos desde la presentación de la demanda de modificación de medidas
El artículo 237-5 CCC debe aplicarse cuando se insta por vez primera un procedimiento de alimentos, o un divorcio, o cuando se pretende una nueva pensión por cambio de guarda, aunque no se hubiesen solicitado medidas provisionales
Desde la sentencia de la Audiencia
La sentencia de la audiencia yerra al retrotraer la modificación del importe de la pensión alimenticia en apelación, pues la nueva cuantía sólo opera desde la notificación de la sentencia de 2ª instancia
El recurrente abonará 2.000 € al mes en concepto de alimentos desde la interposición de la demanda hasta la notificación de la sentencia, y 2.500 desde la sentencia de apelación
Para evitar duplicidad en el pago de los alimentos por el obligado, se podrán descontar en ejecución de sentencia los pagos que acredite haber realizado desde la demanda hasta la sentencia de primera instancia
Desde la sentencia del TSJ
Modificación de medidas. La prestación alimenticia acordada desplegará su eficacia desde la fecha de esta sentencia
En un procedimiento de modificación de medidas los pronunciamientos en materia de pensión alimenticia tienen efectos desde el dictado de la sentencia, salvo que se hayan solicitado medidas provisionales
La modificación de la pensión alimenticia tiene efectos desde esta sentencia, sólo tendrá efectos desde la demanda si se dan una serie de requisitos que aquí no se cumplen
La modificación de la cuantía de los alimentos tendrá efectos desde la fecha de la esta sentencia
Aumento
Procede
Procede el aumento de la pensión alimenticia en 100 € al mes por hija teniendo en cuenta los gastos habitacionales aunque la madre sea la propietaria de la vivienda
Procede aumentar la pensión alimenticia a favor de los dos hijos a 300 euros para cada uno, para atender la necesidad de una vivienda adecuada que hasta ahora aportaba el obligado en especie
Eficacia
Los efectos de la modificación de la pensión alimenticia son desde que se dicta la presente resolución
Reducción
Procede
Debe reducirse la pensión alimenticia a 125 € al mes, siendo la custodia de la menor compartida, pues padre no tiene ingresos y vive de sus familiares, mientras la madre trabaja. La reducción tendrá efectos desde esta resolución
Debe reducirse la pensión de alimentos de los hijos en una cantidad proporcional a los menores ingresos del padre, valorando además que la madre trabaja y convive con una nueva pareja
No procede
Inadmisión de la casación. La sentencia no aprecia indicios suficientes para reducir la pensión alimenticia de 300 a 125 €, cuando el recurrente no prueba la carencia de ingresos que manifiesta y hay además una opacidad sobre los mismos
Si en situación de desempleo el padre adquirió determinados compromisos en relación con los alimentos del menor, se presume que disponía de otros bienes, y las otras circunstancias que expone para reducir los alimentos ya existían
No existe motivación para rebajar la cuantía de los alimentos del menor a cargo del padre tras el cambio de custodia. Se fija la misma cantidad que pagaba la madre antes del cambio, 360€, sin que pueda aumentarse porque ella tenga una nueva hija
Extinción
No procede
Aunque las necesidades del marido aumentaron al necesitar ayuda externa por su estado de salud, de los hechos probados se infiere que contaba con capital suficiente, para atenderlas sin comprometer su subsistencia, art. 237-13 b) CCC
Los 600€ que podría percibir la esposa de alquiler no son suficientes para entender que puede prescindir por completo de los alimentos convenidos, sólo procedía su reducción. La larga duración de la pensión no es causa extintiva en el art. 237-13 CCC
Hijos mayores de edad
Procede la extinción de la prestación de alimentos, pues con el trabajo indefinido de 1.000 € al mes la hija mayor de edad había alcanzado la suficiencia económica, con mejores condiciones que el obligado al pago de la pensión
Aunque la hija alegue que la reducción de la jornada de trabajo fue para seguir con su formación no está justificado, pues después rescindió el contrato voluntariamente
Procede la extinción del pago de alimentos si la falta de independencia económica es creada por el propio hijo en forma voluntaria, sin que además tras la rescisión del contrato laboral se hayan seguido los estudios con rendimiento regular
No procede la extinción automática de la pensión alimenticia por el hecho de que el hijo sea mayor de edad, ya que se ha acreditado que no trabaja y aún se está formando
Es correcta la extinción de la pensión alimenticia del hijo mayor de edad que tiene una actitud pasiva para trabajar y estudiar y en el caso de que el padre haya visto muy reducido sus ingresos
Eficacia
Se desestima el recurso de casación y se confirma retrotraer los efectos de la extinción de la pensión alimenticia a favor de la apelante a la sentencia de primera instancia, pues fue la que consideró que no existía el derecho a la prestación
No se retrotraen los efectos de la extinción de la pensión alimenticia a la presentación de la demanda por mala fe de la hija, pues el padre conocía la situación y podría haber pedido una modificación de las medidas antes de que fueran definitivas
Incongruencia
La incongruencia de la sentencia por omisión de un pronunciamiento sobre la pensión alimenticia comporta que deban remitirse los autos de nuevo a la Audiencia, para que motive razonadamente sobre dicho extremo no resuelto en la apelación
Incongruencia de la sentencia al declarar extinguida la pensión alimenticia por la disminución de ingresos del obligado y que a la vez reconoce que dispone de un patrimonio dinerario de 200.000 euros
Incurre en incongruencia la sentencia que por error incrementa la pensión alimenticia en auto de aclaración sin que lo haya pedido la otra parte
Motivación
No es apreciable la vulneración del requisito de motivación, ya que una lectura integrada de la sentencia impugnada, permite conocer las razones de la cuantía de la pensión alimenticia, fijada en base a las necesidades de la hija alimentista
La sentencia recurrida se remite a las necesidades alimenticias de la primera instancia que no ha tenido en cuenta la alimentación, el vestido, ni los gastos habitacionales, por lo que la parte de una premisa arbitraria
Estimación del recurso extraordinario de infracción procesal por carencia de motivación respecto a la no fijación de alimentos a satisfacer por la madre a favor de dos de las hijas
Deben motivarse las razones para reducir la pensión alimenticia y si se aprecia o no modificación de las circunstancias para ello
Práctica de la prueba para la valoración de los ingresos
No es arbitraria la valoración de la prueba de los ingresos del recurrente que no ha presentado declaración de la renta de uno de los períodos por su interés ni ha dado cuenta de los ingresos que percibe de empresas en las que participa
La conclusión a la que llega la Audiencia sobre la mejora de los ingresos de la esposa es ilógica, pues fue tras el convenio y la sentencia de separación, y no antes, cuando vendió sus participaciones de una sociedad y obtuvo 400.000 euros
Nulidad de las actuaciones para que se realice la prueba denegada consistente en que se libren oficios a las entidades bancarias, prueba necesaria para la determinación de las pensiones de alimentos, la compensación económica y la compensatoria
Nulidad de la sentencia que realiza la minoración de los alimentos con base en alegaciones no sustentadas en prueba alguna en segunda instancia y con fundamento en los ingresos que afirma el recurrente y que no han sido sometidos a contradicción
Devolución de los autos a la Audiencia para que dicte nueva resolución en la que, a partir de las pruebas, analice y razone la cuestión de los alimentos de los hijos, respecto a sus necesidades y a la cuantía en que deban atenderlas sus progenitores
Recurso de casación
La interposición de un recurso de casación por interés casacional requiere la invocación de la norma del ordenamiento civil catalán que se considera infringida, exclusivamente o junto con otros motivos de impugnación, e interés casacional
El recurso no puede ser admitido, entre otros supuestos, si la oposición a la jurisprudencia invocada o pretendida carece de consecuencias para la decisión del litigio, atendida la ratio decidendi de la sentencia recurrida
El recurso plante un núcleo artificioso, pues alega que no se ha tenido en cuenta la proporcionalidad para el pago de alimentos, cuando lo cierto es que la sentencia recurrida si lo hace
La pretensión de la nueva valoración de la modificación sustancial de las circunstancias de la pensión de alimentos, y la falta de contradicción de la recurrida y la jurisprudencia contradictoria citada obligan a inadmitir la casación
En el escrito de alegaciones respecto a la pensión alimenticia se ha introducido la cuestión nueva de la adjudicación de la vivienda con el correspondiente gasto hipotecario, lo que si procede se resolverá en modificación de medidas
La mera discrepancia de la valoración de la prueba de instancia en relación a la pensión alimenticia no servirá como fundamento del recurso de casación que se inadmite
La petición de casación sobre la pensión alimenticia en relación a la infracción de un precepto legal que no se menciona provoca la inadmisión de la casación
Ninguna arbitrariedad existe en la fijación de la pensión de alimentos de los menores, por lo que se inadmite el recurso de casación pues la sentencia ha tenido en cuenta su interés, sus necesidades y el patrimonio de los obligados a prestarlos
El recurso de casación es artificioso pues no se han confundido pagos extraordinarios con alimentos ordinarios, sino que siguiendo lo acordado por los progenitores fija dos modos de abono, con el pago de los recibos escolares de manera independiente
La mera revisión de las normas sustantivas, y la alegación de los preceptos sin indicar el interés casacional impide la casación, que además no puede estudiarse al no quedar probados los malos tratos que harían extinguir la pensión de alimentos
El recurso de casación no es una tercera instancia. La contribución alimenticia del padre no es arbitraria, se protege el interés de los menores atendido el binomio necesidades de los hijos y patrimonio de los obligados
El recurrente quiere introducir hechos nuevos y realizar una nueva valoración de la prueba sobre la cuantía asignada en concepto de pensión de alimentos, no siendo posible por la vía del interés casacional
El recurso parte de la existencia de un error en la valoración probatoria y en la supuesta percepción de una ayuda por hijo, cuando en realidad, según manifiesta, se trata de un subsidio por desempleo de carácter temporal
Se inadmite la casación al no haberse citado doctrina contradictoria del TSJ ni se observa arbitrariedad al imponer unos alimentos de 225 € ante los ingresos de ambos progenitores

  El usuario / contraseña no es válido
  El usuario / contraseña no es válido