Registro de domicilios

Registro de domicilios

Autor: Departamento Jurídico de Sepín Penal

Publicación: 6 / 2021

ISBN: 978-84-1333-818-7

Editorial: SEPIN

Referencia: 6569

Precio: 20

+21% de IVA

AÑADIR AL CARRITO 

Acceso On·Line
Doctrina
La entrada y registro en domicilio
La entrada y registro en domicilio particular
Comentario Artículo 545. Real Decreto 14 septiembre 1882, Ley de Enjuiciamiento Criminal
Consultas
Registro policial de las tiendas de campaña situadas dentro de una plantación de marihuana que constituyen el domicilio de los cultivadores
Entrada y registro de una plaza de garaje en la que se encuentra estacionado un vehículo con drogas en su interior
Jurisprudencia Comentada
Derechos Fundamentales. Inviolabilidad del Domicilio . Vulneración del derecho a la inviolabilidad domiciliaria por uso de prismáticos por parte de la Policía
Jurisprudencia y Resoluciones
Autorización del registro
La autorización de la diligencia de entrada por la moradora de la vivienda, esposa del acusado, era suficiente para el registro de los agentes que encontraron las armas, sin que se pruebe conflicto de intereses
Validez del auto que acuerda la entrada y registro en la taquilla, despacho y vivienda del investigado basado en los oficios policiales en los que se recoge la declaración de las víctimas de extorsión
El auto que autoriza la entrada en el domicilio no precisa la firma del Secretario judicial, por lo que su ausencia no es motivo de nulidad de la medida
Idoneidad de la entrada y registro para llegar a tener conocimiento de los hechos investigados, pues era necesario para comprobar la perpetración del delito, sin que pudiese acudirse a otra medida menos gravosa
No puede accederse a cargar el error al órgano instructor para anular el auto habilitante de entrada y registro cuando fue el propio acusado quien propició la dirección del domicilio
La crítica a la insuficiencia del oficio policial que determinó la autorización judicial no puede realizarse fragmentando los indicios ofrecidos a consideración del Juez, pues el cuadro indiciario es único y de carácter global
Las investigaciones policiales por denuncias vecinales sobre la presunta comisión de un delito de tráfico de drogas confirman correcta la autorización de entrada y registro domiciliario que no puede invalidarse
Las indagaciones y seguimientos policiales practicados sobre los sólidos indicativos de la red de distribución de droga hicieron correcta la autorización judicial para la entrada y registro y las escuchas telefónicas
La investigación policial que demuestra sospechas fundadas de la comisión de tráfico de estupefacientes impide la invalidez del registro domiciliario que se acordó de forma motivada por auto
Las sospechas fundadas tras la investigación policial sobre la comisión del delito de tráfico de drogas de los acusados hacen proporcionada y correcta las escuchas telefónicas, sus prórrogas y las entradas en domicilio
Validez de la diligencia de entrada y registro del domicilio del procesado: aunque no conste su nombre en el auto judicial autorizador no se observa irregularidad alguna invalidante de la misma
Registro no autorizado
La entrada para el registro en el domicilio por los agentes de la guardia civil sin que mediara causa por delito alguno tiene encaje en el art. 542 CP, al no ser aplicable el art. 534.1 CP
La falta de la presencia de la moradora de la vivienda o de su hijo detenidos en la operación por tráfico de drogas invalidan la prueba del registro y provocan la absolución
La posible conducta ilícita de los agentes intervinientes en la entrada y registro no puede investigarse en la causa puesto que estas diligencias no se tuvieron en cuenta para establecer la sentencia condenatoria por el tráfico de droga
Si bien se interesa la aplicación de la atenuante muy cualificada de confesión, lo cierto es que la intervención de los agentes surge de sospechas y aunque el registro domiciliario fuera consentido, ello no impedía lograrlo con autorización judicial
Presencia de Letrado de la Administración de Justicia
No hay ilicitud en el registro de la vivienda sin el titular con presencia del Secretario judicial, dado que en procedimiento secreto se ordenó el registro simultáneo de tres domicilios, el recurrente no fue localizado y la vivienda estaba vacía
En el registro domiciliario quien debe estar presente es el titular de la vivienda y, para terceros que pudieran verse afectados, la regularidad del registro viene garantizada por la presencia necesaria del Letrado de la Administración de Justicia
El auto que autoriza la entrada en el domicilio no precisa la firma del Secretario judicial, por lo que su ausencia no es motivo de nulidad de la medida
Presencia o consentimiento de la persona propietaria o invesigada en el registro
Intervención conjunta en los domicilios donde se llevaban a cabo actividades delictivas, con una conducta común y entrelazada desde los domicilios, estando presentes los acusados en el registro, lo que valida la diligencia
La falta de prueba del consentimiento viciado del acusado en relación a la práctica del registro impide la invalidez del mismo
El registro se inicia en presencia del acusado y se desarrolla prácticamente en su totalidad con tal circunstancia, encontrándose los elementos incriminatorios en su presencia
La entrada en la vivienda por la comisión de un delito flagrante y con autorización de la moradora de la vivienda no supone una injerencia, más cuando no hubo un registro, se efectuó un reportaje fotográfico por los hechos cometidos
La entrada y registro que se realiza en presencia del recurrente impide la invalidez del mismo, entendiéndose que las pruebas se han obtenido de forma lícita
No procede invalidar la entrada y registro al quedar probado que la autorización para la misma se prestó por los que vivían en el domicilio, no constando que la acusada viviese allí y fuese necesario su consentimiento
Concepto de domicilio
Es domicilio
No hubo impugnación de que la vivienda sometida a vigilancia policial por el trasiego de la droga incautada es la de los recurrentes y de que en dicha vivienda moraban estos
El registro de la habitación del acusado se realizó con el consentimiento de entrada al domicilio por parte de su esposa, persona legitimada para ello y a la que se le informó del objeto del registro
No es domicilio
El aseo privado del pub no tiene la consideración de domicilio por más que el acusado durmiera en una dependencia anexa, pues el pasillo de acceso al mismo era de uso común de los clientes: su registro no tiene protección constitucional
En atención al criterio jurisprudencial por el que la inviolabilidad del domicilio no alcanza a los vehículos impide la nulidad de actuaciones por el registro de automóvil donde se halló la droga, sin autorización y sin presencia de letrado
La entrada y registro en el local destinado a garaje o trastero, que no se considera domicilio no necesitaban de la autorización judicial con la que se contó, no pudiendo invalidar las actuaciones ante los indicios de un delito de tráfico de drogas
La entrada en el taller y sus oficinas para el registro no está amparada por el derecho a la intimidad del domicilio y se hizo respetando la previsión del art. 550 LECrim
El local donde se encontraron los efectos no era domicilio de los acusados sino un establecimiento abierto al público y el registro fue autorizado por su propietaria, hija del acusado

La inviolabilidad del domicilio es un derecho fundamental recogido en normas internacionales, comunitarias y, en nuestra legislación, en el art. 18.2 de la Constitución Española, que establece: "El domicilio es inviolable. Ninguna entrada o registro podrá hacerse en él sin consentimiento del titular o resolución judicial, salvo en caso de flagrante delito". En el seno de una investigación criminal y de manera tasada puede dictarse un auto judicial que posibilite la diligencia de entrada y registro del domicilio. ¿Qué requisitos deben cumplirse para la validez de esta diligencia? ¿Es necesaria la presencia del Letrado de la Administración de Justicia en el registro? ¿Qué se considera domicilio y qué no a efectos de la protección constitucional? Estas y otras cuestiones tienen respuesta en esta práctica guía temática que cuenta con la opinión de nuestros expertos y las resoluciones y autos judiciales más recientes.


  El usuario / contraseña no es válido
  El usuario / contraseña no es válido