El juramento o promesa del perito

El juramento o promesa del perito

Autor: Departamento Jurídico de Sepín Procesal Civil

Publicación: 5 / 2022

ISBN: 978-84-1388-520-9

Editorial: SEPIN

Referencia: 7312

Precio: 20

+21% de IVA

AÑADIR AL CARRITO 

Acceso On·Line
Doctrina y Consultas
Objeto y finalidad del dictamen de peritos. Juramento o promesa de actuar con objetividad.
Jurisprudencia y Resoluciones
Postura del TS
Es subsanable el incumplimiento del art. 335.2 LEC, relativo a la manifestación "bajo juramento o promesa de decir verdad que ha actuado con la mayor objetividad posible", pues cabría su valoración como prueba documental
Ausencia
La función soberana del tribunal y la enfermedad del perito impiden que le sea tomado promesa o juramento de los hechos que constan en la documental sobre la prueba del contrato y no impiden su validez
No es prueba pericial la del perito que no efectúa su juramento ni ratifica el informe a presencia judicial
La obligación de prestar juramento es una garantía moral cuya omisión no invalida la prueba salvo que haya existido negativa voluntaria a prestarlo
Momento del juramento
El juramento o promesa del perito de parte debe tener lugar, por escrito, en el momento de emitir el dictamen; el del perito judicial, al aceptar su designación
Subsanación o no
Es subsanable el incumplimiento del art. 335.2 LEC, relativo a la manifestación "bajo juramento o promesa de decir verdad que ha actuado con la mayor objetividad posible", pues cabría su valoración como prueba documental
Aunque el dictamen pericial carece del preceptivo juramento no cabe olvidar que estamos en presencia de un requisito procesalmente subsanable, siendo así que cuando el perito compareció a la vista para la ratificación prestó dicho juramento
Se consideran subsanables aquellos actos de las partes que impliquen ausencia de requisitos formales, como es el caso de omisión del preceptivo juramento en el informe pericial
La omisión de juramento en el dictamen es subsanable mediante su otorgamiento en el acto de ratificación. Si no se produce la ratificación no podrá considerarse prueba pericial
La falta de manifestación escrita del juramento de objetividad en el dictamen emitido es subsanable mediante su presentación oral en el acto del juicio
Subsanación de la falta de juramento
Valor de la pericial cuando no hay juramento
Si el perito no jura ni promete decir verdad ni actuar con objetividad, el informe que presenta no tiene carácter de prueba pericial sino mera naturaleza de documento privado y como tal debe ser valorado
La prueba pericial carece de juramento, por lo que resulta complejo admitir la idoneidad del informe como tal pericial, sin embargo no cabe desconocer que cabe su valoración como prueba documental
Inadecuada calificación que la parte apelante da a la prueba como si se tratase de un dictamen pericial cuando lo cierto es que no deja de ser nada más que un simple documento privado, pues en el mismo no consta el juramento o promesa
Juramento del perito frente al del testigo-perito
Al perito se le otorga mayor credibilidad y objetividad, antes que a la simple intervención de un testigo-perito, en razón a la prestación de ese juramento o promesa de actuar objetivamente
El dictamen aportado con la demanda que carece de juramento se considera documento privado y no informe pericial; la ratificación de su autor en el juicio lo es en calidad de testigo-perito

El juramento o promesa es una exigencia de todo dictamen pericial pues no hay que olvidar que en ambos peritajes, judicial y/o de parte, el art. 335.2 LEC exige como requisito imprescindible ese juramento o promesa de objetividad. Ahora bien ¿puede subsanarse su omisión?¿cuales son las consecuencias de su no incorporación al dictamen?¿puede valorarse como simple documental?¿es equiparable el juramento del perito al del testigo-perito? En esta Guía Temática abordamos todas estas cuestiones.


  El usuario / contraseña no es válido
  El usuario / contraseña no es válido