Intermediación inmobiliaria: La hoja de visitas

Intermediación inmobiliaria: La hoja de visitas

Autor: Departamento Jurídico de Sepín Inmobiliario

Publicación: 6 / 2022

ISBN: 978-84-1388-567-4

Editorial: SEPIN

Referencia: 7440

Precio: 20

+21% de IVA

AÑADIR AL CARRITO 

Acceso On·Line
Doctrina y Consultas
La firma de la hoja de visitas ¿Qué obligaciones implica para el comprador de una vivienda?
La "hoja de visita" como fuente de obligaciones entre consumidor y agencia inmobiliaria
Consideraciones sobre la protección al consumidor en contratos de intermediación inmobiliaria
Obligación del comprador de abonar la comisión de la agencia mediadora conforme lo establecido en una hoja de visita
Jurisprudencia
Existencia de contrato de intermediación
El documento firmado entre las partes no era una simple hoja de visitas, sino que era un verdadero contrato de mediación inmobiliaria, en el que el demandado estaba interesado en que la agencia realizara las gestiones para la compra de la finca
El documento firmado entre las partes no era una simple hoja de visitas, sino una hoja encargo, lo que prueba su existencia real y donde se recogen las obligaciones derivadas del contrato de intermediación
Aunque el demandado vio el piso por internet, el resto de gestiones las encargó a la parte actora, con la que firmó una hoja de visita en la que se informaba del devengo de los honorarios, sin que haya existido ningún engaño, ni abuso
Es válida la cláusula incorporada en la hoja de visitas en la que se explica la obligación de pago de la comisión a cargo del vendedor en el caso de que se perfeccione la compraventa, sin que se trate de una cláusula abusiva
La firma de la hoja de visita, que incluye el compromiso del cliente de abonar a la inmobiliaria una comisión del 2% del precio de la compraventa en el caso de llevarse a cabo, acredita la celebración del contrato de mediación suscrito
La firma en la hoja de visita de la comitente, aceptando las condiciones del contrato que suscribe con la agencia inmobiliaria así como los honorarios que debía asumir de la intermediación, justifica el pago reclamado
Los compradores fueron conocedores desde el primer momento que asumían la obligación de pagar los honorarios del agente, pues así constaba en la hoja de visitas
Obligación de la compradora de abonar una comisión al mediador, ya que si bien es un tercero en el contrato de corretaje celebrado entre el vendedor y el agente, se obligó a dicho abono al firmar la hoja de visitas los que supuso sus conformidad
El documento firmado por la demandada constituyó un verdadero contrato de comisión, debiendo proceder al pago de la comisión al haberse producido la adquisición por la intermediación de la actora, aunque la venta se hiciera a sus espaldas
Procede el pago de la comisión a la agencia inmobiliaria cuando aun no habiendo hoja de encargo, existe hoja de confirmación de visita firmada por el comprador final
El comprador firmó un contrato de mediación con la agencia que le enseño la vivienda, obligándose a pagar un porcentaje en el caso de adquiriera el inmueble
La agencia enseño la vivienda al comprador, que firmó la hoja de visitas en la que se establecía la cantidad a abonar en el caso de formalizar el contrato sin su intervención, y puso en contacto a las partes, por lo que tiene derecho a su comisión
Procede el pago de honorarios al mediador al constar la firma en la hoja de visitas donde se asume el pago de una comisión en caso de adquirir el inmueble
Inexistencia de contrato de intermediación
La firma de la hoja de visitas no puede suponer un encargo de compra de la que nazca el derecho del agente al cobro de una comisión, cuando el comprador no ha sido debidamente informado y no ha prestado un consentimiento libre
La compradora no contrató los servicios de la agencia actora y se negó a firmar la hoja de visitas, sin que la firma al terminar la visita, de forma apresurada por la hija que la acompañó a ver la vivienda, de lugar al pago de comisión alguna
La firma de la hoja de visitas no implica concertar contrato de gestión de compra ni implica obligación para la compradora de abonar honorarios alguno por adquirir la vivienda tiempo después y a un precio distinto al ofertado por la agencia
La firma de la hoja de visitas por el comprador no implica la obligación de abonar la comisión del agente de forma solidaria con el vendedor, que es quien ha contratado realmente con la intermediaria
El parte de visitas carece de los efectos obligatorios derivados de un contrato de intermediación inmobiliaria
La cláusula de la hoja de visita firmada por el comprador en el que se indica la obligación de pagar una comisión, es un contrato de adhesión, en el que no ha existido un consentimiento expreso ni ha existido una negociación, siendo abusiva
La firma de un parte de visitas no implica la existencia de un encargo de compra ni de una relación contractual entre el mediador y el comprador del que nazca la obligación de este de abonar una comisión por la mediación
La firma de un parte de visita por el comprador no implica la existencia de un contrato de mediación del que nazca la obligación de este de abonar una comisión
El comprador no firmó ningún contrato con la agencia intermediaria en el que se obligara al pago de una comisión, sino que simplemente se limita a afirmar que ha visitado la vivienda en una fecha acompañado por un agente de ventas
La firma de la hoja de visita no equivale a la existencia de un contrato de mediación
La firma de la ficha u hoja de visita por el comprador no implica el encargo de una gestión de compra del que nazca el derecho a cobrar una comisión por la agencia
Inexistencia de exclusividad en el contrato de mediación inmobiliaria e inexistencia de encargo por parte de la compradora que pueda inferirse de la hoja de control de visitas
El parte de visita acredita la intervención realizada por la agencia, pero no puede significar que el comprador aceptará el pago del 3% de comisión mas IVA, debiendo abonar únicamente el pago conforme el servicio prestado, en este caso, el 1%
La firma de la hoja de visita por el comprador acredita que visitó la vivienda, pero no implica que asumiese el contenido de la cláusula sobre la indemnización por daños y perjuicios, que es una cláusula de adhesión que no tuvo la ocasión de negociar
No existe contrato de mediación en la compraventa de vivienda cuando quien visita la vivienda y firma la hoja de visita no es advertida de que está contratando los servicios de la agencia inmobiliaria
La simple firma de una hoja de visitas firmada por el demandado no equivale a un contrato de mediación o encargo de compra del que nazcan obligaciones
El comprador únicamente firmó una hoja de visita, en la que pese a que se establecía que no suponía un encargo de gestión, se obligaba al pago de una comisión, sin que tal hoja suponga la existencia de un contrato del que nazcan obligaciones
La hoja de visita no equivale a la firma de contrato de mediación inmobiliaria, por lo que no procede el pago de comisión alguna
El mero hecho de la firma de la hoja de visita por el comprador no implica ningún encargo de la mediación por su parte de la que nazca la obligación de abonar los honorarios a la agencia intemediadora
La hoja de visita no constituye un contrato de gestión de compra de una vivienda del que nazca una obligación de cumplimiento para el comprado
El demandado únicamente firmó un parte de visita, sin que de dicho documento se desprenda que se hiciera un encargo expreso e inequívoco de venta
No tiene el carácter de contrato la hoja de visitas firmada por el comprador, que establecía que en el caso de comprar la vivienda por cualquier otro conducto debía abonar a la agencia una comisión sobre el precio de venta

La denominada hoja o parte de visita, es el documento que se firma cuando se ha visitado una vivienda a través de una agencia inmobiliaria y que tiene como principal objetivo, el que quede constancia de ese hecho, a los efectos de una posterior reclamación de honorarios frente al propietario con el que se realizó el encargo de venta, en el caso de que finalmente se produzca la compraventa con ese potencial comprador. Ahora bien, ¿la rúbrica de ese documento puede generar alguna obligación para el comprador frente a la agencia intermediaria?


  El usuario / contraseña no es válido
  El usuario / contraseña no es válido